De reto en reto

En manos del alcalde Aníbal Gaviria dejamos la inquietud

La Alcaldía de Medellín acaba de demostrar que tiene pantalones al ser capaz de enfrentar una tragedia del tamaño de Space, hacer valer los derechos de los ciudadanos afectados y no dejar imponer el deseo absurdo de los poderosos constructores que pretendían dejar en pie cuatro fantasmagóricas torres con el supuesto ánimo de rehabilitarlas.

Pero manejar una ciudad es una carrera de obstáculos, uno tras otro o incluso en forma simultánea, que solo termina al momento de entregar el cargo y obliga a aquellos que se le midieron al reto a trabajar sin tregua y a buscar alternativas de solución a las encrucijadas que se presenten. Ahora al alcalde Aníbal Gaviria le corresponde enfrentar de la mejor manera posible otro asunto, no menos complejo, como es la avalancha de reacciones que han suscitado las notificaciones de los cobros por concepto de Valorización. Este proceso de realización del Proyecto Vial de El Poblado ha sido duro y ha tenido detractores desde cuando el mandatario anterior, Alonso Salazar, decretó la Valorización. Por eso no resulta extraño que hoy, ante la inminencia de la afectación de los bolsillos de cerca de 71 mil propietarios, la mayoría de ellos de El Poblado, las opiniones en contra de los cobros se hayan multiplicado en forma exponencial. De hecho, hasta las 7 de la noche del martes 14 de octubre ya iban cinco mil recursos de reposición, más del doble que el martes de la semana anterior.

Esto significa que hasta ese momento el siete por ciento de los propietarios de la zona de citación estaban en desacuerdo con la cuenta que deberán pagar por los 24 proyectos viales que se adelantan en El Poblado. Nos preguntamos si la Alcaldía o, para ser más precisos, el Centro de Atención de Fonvalmed (Fondo de Valorización de Medellín) ubicado en San Fernando Plaza, estará en capacidad de responder de manera acertada tal cantidad de recursos en aumento, cada uno antes de dos meses. El Fonvalmed asegura que sí y que para esto cuenta con 100 personas, tanto para atender taquillas como para contestar a los ciudadanos.

Pero más allá de cuestiones logísticas, lo que vale la pena mirar a fondo son las causas del descontento de muchos ciudadanos con el cobro de la Valorización, oposición que los ha llevado a convocar un plantón en el Parque de El Poblado el viernes 17 de octubre a los 11 de la mañana y a buscar salidas legales definitivas que reviertan la contribución por Valorización.

Pensamos que el alcalde Gaviria debe detenerse y analizar con profundidad algunos de los argumentos que esgrimen los opositores del cobro, pues quizás de ello se desprenda un cambio de opinión y tome otra decisión. Entre ellos destacamos de nuevo la posibilidad de excluir del derrame dos obras cuyo beneficio trasciende los límites de El Poblado y de la ciudad: la prolongación de Los Balsos hasta la Transversal Superior y la ampliación a doble calzada de la Avenida 34. El costo de ambas (196.616 millones de pesos) rebajaría sustancialmente los montos a pagar. Llamamos también la atención sobre lo que señala el Comité de Valorización de El Poblado (CVP), en cuanto a que si el Municipio recuperara la cartera morosa por concepto de diferentes impuestos, podría contar con 680.039 millones de pesos cifra mayor a los 458.400 millones de pesos que se pretenden recaudar por Valorización.
En manos del alcalde Aníbal Gaviria dejamos la inquietud.