De flor en flor

Un encuentro en la naturaleza
Fotografía: Juan Felipe Quintero
Texto: Saúl Álvarez Lara
La vida va de flor en flor en un acto vital, ingenioso e invisible. La flor es puente inquebrantable entre el mundo vegetal y el animal. Anfitriona de encuentros encendidos, coloridos, emotivos, como encuentros entre enamorados, la flor es compañera sin par de personajes tan diversos como el viento, algunos vertebrados e insectos. Además de ser sociable, la flor seduce por su color, fragancia y belleza. Todas ellas son portadoras de vida, fecundadoras del polen que sus contertulios transfieren de estambres a pistilo con delicadeza, incluso con cariño, mientras hablan de ellos, del amor, del sol o de la lluvia. Una mañana, para confirmar lo dicho, una flor blanca, pétalos al viento, recibió al abejorro. No fue un encuentro fortuito, la certeza de ser parte ineludible de la cadena de la vida los acompañó. Luego el abejorro partió a otro encuentro. La flor también…