Dani del Corral

Dani del Corral
Hay una nueva cara en la escena musical del país. Es Daniela del Corral, auto definida como la niña buena del rock

Con un teñido de pelo contestatario, ropa sencilla pero decididamente oscura, y una personalidad fresca, Daniela del Corral estuvo en Medellín, y Vivir en El Poblado tuvo la oportunidad de entrevistarla para que nos contara sobre su música, estilo y sueños.
“Yo soy la niña buena del rock” dice Daniela entre risas, “porque ya superé la etapa de rebeldía o de querer verme súper sexy. Yo no estoy entrando al mundo del rock como una adolescente, así que no creo que me pierda en él.” Sin duda, con esa risa constante que la caracteriza, ella sería una cara amigable dentro de este género, pero su material musical se impregna de una actitud más agresiva.
Hace cuatro años, estudiando publicidad en Argentina, Daniela decidió “quemar una etapa”, esa de asaltar escenarios de discotecas y karaoke para cantar, y así poder tener un un par de canciones propias para entretenerse con las amigas. En ese proceso descubrió su talento para componer canciones, y entusiasmada con clases de canto y el ambiente musical bonaerense, se animó por la creación de un primer disco. Ya armada con este material, regresó a Colombia donde ha continuado en ese camino musical buscando su propio estilo. Con 25 años, Daniela ha dejado a Medellín para radicarse en Bogotá y concentrarse en su visión musical, llevándola por el país y al extranjero.

Estilo y musicalidad
La vena artística le viene de su padre Álvaro, con quien comparte momentos musicales, inmersos en canciones de los Beatles, Queen y Peter Frampton. Pero las influencias de Daniela para su propia música son un poco más contemporáneas: Pereza, El canto del loco, Paramore y The pretty reckless. Sus canciones, todas en español, las escribe ella, pasando por temas de amor y desamor, felicidad, o tristezas, pero siempre basadas en experiencias genuinas. Su más reciente sencillo se titula Solo un después, que habla de “una relación no formalizada, un vaivén entre dos personas que se gustan pero una de ellas espera a que la otra se decida”. La melodía y los ritmos son una mezcla del rock americano y latino, pero buscando alejarse del pop.
Daniela se define como una persona activa, entusiasta por los deportes y el talento musical colombiano, y sobre todo una irremediable adicta a las redes sociales. Esta plataforma virtual es también la que le ayuda a catapultarse a la fama. En sus páginas de Facebook tiene más de mil amigos y más de mil likes, y mientras hicimos esta entrevista la vimos tweetear desde el celular lo suficiente para pensar que muchos estarán al tanto del estreno audiovisual de Solo un después. Y de la grabación del sencillo, sigue la programación de giras en colegios y universidades, así 2011 pinta bien para esta joven cantante, quien sueña con fusiones más oscuras de electro-punk, con un futuro musical en escenarios internacionales, presentarse en un Mundial de Fútbol o en el show de medio tiempo de un Superbowl.