Cuidado con “la millonaria

Salud
Cuidado con “la millonaria
Esta planta contiene componentes tóxicos, por lo que se recomienda una manipulación adecuada ”

La conocida planta “millonaria”, que adorna patios y zaguanes de muchas oficinas y hogares de El Poblado, es tóxica. Así lo han hecho saber expertos botánicos que, ante la popularidad de esta especie en las casas colombianas, recomiendan una manipulación adecuada a la hora de podar y arreglar este vegetal ornamental.

Según los especialistas, “la millonaria” o “planta del dólar” contiene cristales de oxalato de calcio, sustancia que es tóxica para las personas y animales. Álvaro Cogollo, director científico del Jardín Botánico de Medellín, explica que esta planta herbácea, de la cual existen variadas especies, es de la familia de los anturios y posee una sustancia cáustica que puede generar lesiones en el cuerpo humano. “No es para preocuparse, pero sí para tener un mejor cuidado. La sustancia es una defensa de la planta, que es muy bonita, pero cuando la cortan tiene un olor fétido. Los cristales de oxalato de calcio se encuentra en el tallo pero mayormente en sus hojas. El contacto con el exudado que genera la millonaria puede ocasionar infección en la mucosa y en la piel, como enrojecimiento”, dice el científico.

El experto explicó que la planta, con el nombre científico de Dieffenbachia bicolor, por sí sola no expulsa los cristales, por lo que la única manera de que una persona se exponga a esta sustancia tóxica es con el contacto directo, que podría ser en el momento en que se poda la planta sin precauciones. Una de las recomendaciones del biólogo Cogollo es que en el momento de manipular la planta, se prevenga no tener contacto con el exudado. Agrega que no es recomendable tener estas plantas en lugares donde haya niños “pues su curiosidad puede llevarlos a tomar la planta”. Como medida de prevención se aconseja usar guantes de caucho.

El uso de la planta millonaria se ha extendido dentro de la cultura colombiana, no solo por ser ornamental sino porque dentro del imaginario colectivo se le otorgan cualidades energéticas y de prosperidad económica para los hogares.