Contratista se compromete a entregar obra en octubre

A propósito del retraso de la obra y de las constantes quejas de los residentes, el contratista del Paso a desnivel de la Transversal Inferior con Los Balsos tuvo que ajustar el cronograma

Cinco meses de retraso cumple la obra paso a desnivel de la Transversal Inferior con Los Balsos del Proyecto de Valorización. Esta obra que inició en marzo de 2014 y que tenía dentro del cronograma un plazo de ejecución de 18 meses (septiembre de 2015), es quizá la construcción que más inconformismos ha causado entre los residentes del sector. Para abril, se tenía previsto un porcentaje ejecutado del 71 por ciento, sin embargo el porcentaje actual es del 60.6 por ciento. A la fecha 26 de abril, la inversión ejecutada es de 3 mil 596 millones 908 mil 593 pesos, del valor total programado que corresponde a 4 mil 364 millones 302 mil 359 pesos.

El argumento respecto al retraso de la obra, que presenta la Secretaría de Infraestructura y el consorcio Unión Temporal Cruce Los Balsos- conformado por Bernardo Ancízar Ossa (75%) y BOL Ingenieros Arquitectos SA (25%)- es que, a diferencia de los demás pasos a desnivel que se están ejecutando en las transversales, en este no se construirá un puente sino un deprimido que requiere una intervención técnica más compleja. Sin embargo, tal como lo reportamos en el artículo El avance del obra no se ve, en la edición 613 (9 de abril de 2015), se han presentado un sinnúmero de dificultades que administradores de diferentes unidades residenciales definieron como una evidente “desorganización y falta de control en la obra”.

Javier Darío Toro -secretario de Infraestructura Física-, Héctor Alonso Gómez, -subsecretario de Infraestructura Física-, Luis Alberto García -director del Fondo de Valorización, Fonvalmed-, Bernardo Ancízar Ossa -contratista- y Arles Herrera-director de obra-; cumplieron con la cita que tenían con la comunidad, en el auditorio del supermercado Consumo, el pasado 28 de abril. Su objetivo fue dar respuesta a las quejas e inquietudes, pero sobre todo socializar el nuevo cronograma de la obra que propuso el contratista, luego de una reunión con la interventoría y la Secretaría. Según aseguró el secretario Javier Darío Toro, este adquirió el compromiso de tener la obra terminada para el 31 de octubre de este año, es decir un mes después de lo programado.

Nuevo cronograma de la obra
En medio de la incredulidad de los asistentes, debido a los constantes incumplimientos de anuncios anteriores, Javier Darío Toro, encabezó la ponencia y anunció las nuevas fechas de finalización de cada actividad de la construcción, que serán así:

• Redes de conducción (15 de mayo).
•Lazos (como definen los tramos de construcción): 1. Lazo urbanizaciones Los Balsos y Portofino (15 de mayo). 2. Lazo Torres de Castillo (15 de mayo). 3. Lazo portería Surabaya al sur (15 de mayo). 4. Lazo portería Surabaya al norte (31 de julio). 5. Lazo Consumo, Turingia y Tierradentro (26 de septiembre). En cada uno se realizará la pavimentación de la primera capa de asfalto y andenes.
•Pantallas: pantalla Surabaya (15 de junio), pantalla Consumo (5 de agosto), pantalla central sur (25 de junio), pantalla central norte (13 de agosto).
•Construcción de la loza del puente (21 de septiembre)
•Excavación del deprimido y anclaje de pantallas (3 de octubre)
•Alcantarillado pluvial (10 de octubre)
•Pavimentación, señalización y semaforización (16 de octubre)
•Oreja retorno sur (30 de octubre)
•Urbanismo (30 de octubre)

Arles Herrera, director de la obra se comprometió con la comunidad a cumplir con el cronograma, sin embargo, aclaró: “con la salvedad de no encontrar más obstáculos en el terreno para construir las pantallas. Tenemos que bajar 12 metros y el terreno no no lo inventamos, por eso la incertidumbre está”. Afirmó que “el estudio geológico decía que el espesor máximo de roca era de 40 cm, y hemos encontrado rocas de 2, 60 cm, entonces esa variación nos cambia los procesos constructivos”. Herrera justifica que la obra también ha tenido un desarrollo complejo en función de las redes que se deben movilizar. La más crítica es la red de conducción de 600 mm que hubo que trasladar y que va por la mitad del futuro deprimido. Sin embargo aseguró que en este tema de redes solo falta realizar el empalme y la distribución de la nueva tubería de agua potable, que estaría terminada para el 15 de mayo.

En cuanto a la ejecución de la obra, Javier Darío Toro le aseguró a la comunidad: “Hemos dispuesto ingenieros que todos los días visiten la obra y vigilen los frentes de trabajo, las actividades propuestas y el número de personas trabajando, para lograr que los compromisos adquiridos por el contratista efectivamente se cumplan”. De no cumplirse lo pactado, afirmó que se haría la multa designada. Arles Herrera le confirmó a Vivir en El Poblado que según el atraso, “puede haber una multa del 10 por ciento del contrato”.

Piden claridad en el urbanismo
La Secretaría de Infraestructura Física también se refirió al urbanismo de la obra. Contará con andenes de aproximadamente 3 m, de los cuales 1.5 m será para zona verde, árboles y mobiliario urbano (12 bancas sencillas, 27 basureras metálicas y 2 paraderos de buses tipo tótem).

Los habitantes asistentes a la reunión solicitaron claridad sobre como será el urbanismo en cada unidad residencial y la compensación de árboles (se deben sembrar 198 árboles), puesto que el render, tal como lo explicó Luis Alberto García, es apenas una interpretación de lo que va a quedar. Por lo que se planteó una reunión con cada una de las urbanizaciones del sector. También, el director de Fonvalmed se comprometió a hablar con la Secretaría de Movilidad sobre cómo van a quedar los paraderos de buses, cómo va a ser la movilidad, y sobre la petición de cambio a doble sentido de la loma de Los González.

Quejas y respuestas
“Era preocupante pasar por la obra y no ver a los trabajadores”, expresó uno de los asistentes. “Esperamos que los obreros que ahora vemos sigan así y que no sea solo por el alboroto que hemos hecho en estos días”, continuó una señora. Al respecto, Arles Herrera aseguró que en la obra actualmente trabajan 55 operativos y 17 profesionales y que para cumplir con lo establecido, se dispondrán 9 obreros por cada uno de los seis frentes de trabajo.

Roberto Martínez, residente de Torres del Castillo, pidió claridad al contratista en cuanto al cumplimiento de pagos a los obreros. Coincidencialmente se encontró en su urbanización, una hoja en la que uno de los trabajadores decía que no pudo recibir su pago por problemas en la plataforma del banco. Bernardo Ancízar Ossa, el contratista, confirmó que se han presentado problemas en la plataforma electrónica, pero que se ha pagado lo correspondiente al contrato. Por su parte el interventor, Milton Rodríguez, aseguró que “los únicos inconvenientes han sido con cinco días de retraso de pago, pero no me han reportado un caso con un problema mayor, excepto el de un trabajador extranjero que tuvo un inconveniente con el banco por el número de la cédula”.

En cuanto al evidente cambio de personal, Arles Herrera, explicó que la ingeniera forestal, que estuvo e el inicio de la obra, tenía un contrato temporal de 6 meses, por lo que se contrató una nueva para finalizar la obra. Por otro lado habla de los 35 obreros que desde el inicio del contrato hasta al 26 de marzo de 2015 se retiraron: “hubo personal que trabajó, se fue y no volvió por su liquidación. Estamos hablando de un promedio de tres personas al mes”. Tambień afirma que el anterior director de obra, sigue acompañando el contrato, que los demás ingenieros son los mismos y que el residente social renunció debido a otra oferta de trabajo.

Otra situación que preocupa a Roberto Martínez es la vía interna que se deberá construir en Torres del Castillo, para dar ingreso a las urbanizaciones de San Michel. Esta incluye una nueva portería por petición de los residentes de Torres del Castillo, por lo que se han generado retrasos. Este y otros temas particulares de cada unidad residencial se han hablado con Fonvalmed. Luis Alberto García afirmó que dicha vía está incluida en el nuevo diseño y que no impide la construcción del lazo de ese costado.

Los pasos peatonales, también es un tema agobiante. “Esos pasos peatonales son un irrespeto. No puedo salir caminar con mi hijo. Esta uno en la salida del Consumo y no hay señales”, se quejó un padre de familia, y otras personas que coinciden en este punto. Esta es una queja de tiempo atrás, al igual que la falta del riego de agua por el polvo, por lo que esperan se tomen correctivos cuanto antes. “Tuve que sacar agua de mi casa para mojar la parte de atrás porque el contratista no lo hacía, y ahora la factura de los servicios es más alta”, intervino una señora. Así mismo, otros vecinos expusieron problemas de salud, por eso se insistió en que tuvieran en cuenta a las personas que viven en el lugar que ya no soportan más, lo que han padecido durante un año.