Consumo de licor será de puertas para adentro

Las más de 15 mil riñas mensuales y la intervención en parques como el de Berrío motivaron la entrada en rigor de la ley

Por José Fernando Serna Osorio

El plan de viernes de cerveza en el “parque de El Pobla”, se va a acabar. Esa es la gran preocupación de Sebastián Vallejo Ramírez, un ciudadano a quien lo cogió por sorpresa el anuncio de la Alcaldía sobre la prohibición del consumo de licor en calles de la ciudad. “Siempre piensan cómo reprimir, no les da para pensar otras acciones”, dijo molesto por la medida.

Los comerciantes ambulantes tampoco se van a librar de la medida anunciada, que si bien ya existe, va a ser aplicada con rigor por la Secretaría de Seguridad de Medellín, tras el anuncio de Gustavo Villegas, jefe de esa dependencia.

“Sobre el procedimiento, estamos terminando de definir la manera más adecuada, siguiendo los lineamientos de seguridad y convivencia que hemos venido aplicando para temas afines, donde empezamos por el diálogo para dejar como última opción las medidas sancionatorias”, dijo Villegas.

Los lugares de interés prioritario para las autoridades son el parque de Bolívar, Carabobo, el parque de El Poblado y el parque Lleras, donde hay mayor aglomeración de ciudadanos para el consumo de licor.

De acuerdo con el Secretario de Seguridad, las cerca de 15 mil riñas que se presentan cada mes en la ciudad motivaron el fortalecimiento de la medida.

Serán muy estrictos
También entrarán en cintura el que vende cerveza afuera del Estadio o en la avenida La Playa a fin de año. Francisco Henao, subsecretario de Espacio Público, señaló que los operativos serán estrictos e intensos en puntos neurálgicos de la ciudad para hacer cumplir el Código de Policía.

“Iniciamos el proceso en el parque de Berrío. Allá había 72 comerciantes de licores en el espacio público, ellos después de un proceso de sensibilización cambiaron de actividad”, agregó Henao.

Las medidas de coerción también tocan la puerta de estanquillos, bares o tiendas de barrio. “Si alguien tiene un estanquillo y vende para que la gente consuma ahí mismo, también lo vamos a sancionar”, agregó el Subsecretario.

Por su parte Sergio Ignacio Soto, director Ejecutivo de Fenalco Antioquia, señaló que comparte la recuperación del espacio público como un bien sagrado en el que prima el interés general. También lo ve como una protección y para cambiar el pésimo ejemplo que tiene la juventud.

No obstante, el líder de la agremiación de comerciantes pidió actuar con mucha cautela y solicitó que “la Policía y la Secretaría de Gobierno intervengan contra los infractores. No siempre va a ser el comerciante, él no puede salir detrás del señor al parque para que no consuma”, precisó.

Elisa Sánchez, presidenta de Corpoblado, va en el mismo sentido de la preocupación del Director de Fenalco. Dijo, hay que educar al ciudadano, que es el que se sienta a tomar en andenes y parques.

Pero de igual forma, apoya que estos controles se deben realizar en El Poblado, que desde hace tiempo reclama intervención. “A los turistas les dejan la manga ancha y ellos vienen a desfogarse con todo lo que les prohíben en sus ciudades”, declaró Elisa Sánchez.