Conchudos detrás de la cabrilla

“Es sorprendente cómo la gente se vuelve más inconsciente detrás de la cabrilla. En el sector del centro comercial El Tesoro (en la Transversal Superior) los conductores se orillan o estacionan junto a la bomba de gasolina y no se percatan de lo mucho que estorban para el paso hacia la loma de El Tesoro.

En varias oportunidades he tenido que pasar con sumo cuidado entre el puente nuevo de la obra de Valorización de ese lugar y la bomba, para no chocarme con un vehículo privado. Muchas más veces me ha sucedido con taxistas. Así mismo, a unos pocos metros, obstaculizan la vía, los conductores de buses del metro. Es absurdo pensar que hasta hace poco nos molestaban las fotomultas y ahora no vemos la hora de que el nuevo carro con cámaras de la Secretaría de Movilidad pase por los sectores que más frecuentamos. El comentario lo envía Elena Loaiza.