Compromisos pendientes

La comunidad solicita de nuevo a la administración municipal tomar acciones en Santa María de los Ángeles y en La Aguacatala


Problemas de movilidad, seguridad, espacio público y contaminación ambiental persisten en los barrios Santa María de Los Ángeles y La Aguacatala, en especial en los alrededores de la unidad residencial Bosques de La Aguacatala.

La JAC Poblado Sur presentó de nuevo las situaciones que en su opinión están deteriorando el sector y las cuales denunció Vivir en El Poblado en el artículo “Invadidos y olvidados” (edición 564). Esto fue en un consejo de convivencia reciente en dicha urbanización, con la presencia de Fabio Mesa, comandante de zona de la Secretaría de Movilidad; Hugo Uribe, coordinador de Espacio Público; Luis Fernando García, inspector 14B y sus colaboradores; Clara Castro, gerente territorial de El Poblado, y Luisa Ospina, promotora de gobierno local de la Secretaría de Gobierno.

Las peticiones surgieron una vez construida la Vía Distribuidora (carrera 49) y entregada a la comunidad en 2009, y el Área Metropolitana no cumpliera los acuerdos a los que llegaron al socializar la obra en 2005, como fue la construcción de una barrera natural, entre la vía de servicio y la Distribuidora, para amortiguar el ruido vehicular. “Tenemos todas las actas firmadas en las mesas de concertación”, aseguró Luis Alfonso Vergara, presidente de la JAC Poblado Sur.

Quedó pendiente
El 18 de diciembre de 2013, según contó Vergara, se retomaron compromisos e hicieron propuestas ante el Área Metropolitana y la Secretaría de Movilidad:

• Construir una barrera natural. “Incluso dijeron: ‘Si esa barrera no funciona, ponemos una barrera antirruido’. Y ni lo uno ni lo otro”.
• Ubicar buses integrados del metro en los bajos del intercambio vial de La Aguacatala. Se planteó teniendo en cuenta el aumento de taxis, buses alimentadores del metroplús e integrados del metro sobre la vía de servicio (carrera 48C). “Teresa Salinas, subsecretaria de Movilidad Inteligente de la Secretaría de Movilidad, se comprometió a buscar los planos del intercambio y de los bajos. Posteriormente me dijo que ya los tenía y que se iban a tomar medidas porque le parecía procedente que esos buses dejaran de pararse ahí y se fueran a los bajos, pero ella no concretó esa decisión”. El presidente de la JAC piensa que así se disminuiría gran parte de la congestión, pues estos buses ocupan dos carriles (fotos 1 y 2).

A esta solicitud Teresa Salinas respondió: “Hicimos los análisis y vimos que había que hacer unas variaciones dentro de la infraestructura para permitir el ingreso de los vehículos, para no dejar a los usuarios del transporte en medio de la vía, para lo cual se necesitaría una inversión por parte del Municipio y la autorización de Planeación y el Área Metropolitana (…). Planeación, Infraestructura y Movilidad concluyeron que es posible hacerse, pero hay que esperar que se termine el contrato de arrendamiento de ese espacio, viabilizar algunos procesos y asignar los recursos”. Agregó que se debe tener en cuenta la cantidad de proyectos de la ciudad que están priorizados, como los de Valorización, que incluso ya tienen asignadas vigencias futuras, lo que quiere decir que por ahora ese intercambio vial, aunque es viable, no es prioritario. Aseguró que al señor Alfonso Vergara se le informó sobre esta situación.

• Cambiar a doble vía el tramo de la calle 15 Sur, entre carreras 48 y 48 A, para poder ir hacia la Avenida Regional con la calle 17 Sur.

Piden más atención
• Inseguridad entre los bajos del intercambio vial y la calle 17 Sur y entre la carrera 48 y la carrera 48C (acceso desde las escaleras de la estación del metro a la unidad residencial Bosques de La Aguacatala).
• Invasión irregular del espacio público por parte vendedores ambulantes. Los habitantes se sienten inconformes por el microtráfico, las pipetas de gas, las basuras y los techos de plástico atados a la malla de la unidad residencial (fotos 3 y 6).
• Parqueo a lado y lado en la carrera 48 A entre las calles 15 Sur y 17 Sur (foto 4).

• Construcción de VIP (en la carrera 48 A entre la calles 15 Sur y 17 Sur) e invasión de la acera para almacenar ladrillos. “Desafortunadamente cuando tomé la fotografía ya no estaba la resolución de la Curaduría. El aviso decía que el edificio va a tener 80 apartamentos, 20 parqueaderos para carros y 12 para motos. Yo me pregunto, ¿dónde están las autoridades responsables?” (foto 5).

Se comprometieron
Algunos de los compromisos de los asistentes: hablar con el Área de Regulación sobre el tema de permisos, el riesgo de las pipetas de gas, la posibilidad de reubicar a los vendedores que representen peligro e implementar comparendos ambientales y charlas de manejo adecuado de residuos. Hugo Uribe, coordinador de Espacio Público, aseguró que hará control de los vendedores en las escaleras del metro con la Policía Metro. Por su parte, el inspector 14 B, Luis Fernando García, expresó que se pueden dar soluciones puntuales y se comprometió a identificar cuáles vendedores tienen permiso y cuáles no.

Al día de hoy, Fabio Mesa, comandante de zona de la Secretaría de Movilidad, y Luisa Ospina, promotora de gobierno de la comuna 14, realizaron la visita técnica para estudiar la viabilidad del cambio de sentido de la vía solicitada y el inspector verificó la construcción de la VIP.

El 30 de octubre habrá otra reunión para revisar el avance de los compromisos y se invitará a funcionarios de la empresa Metro y del Área Metropolitana.