Comprometida con el medio ambiente

Comprometida con el medio ambiente
El amor por la investigación y el aporte al medio ambiente son valores que la educación formal puede sembrar en muchos alumnos. La escolar Lucía Piedrahíta es ejemplo de ello


Fotos cortesía. Lucía Piedrahíta y su profesora Liliana Leiva

Feliz y muy orgullosa de haber representado a su institución y a Medellín, regresó de Houston Lucía Piedrahíta Vélez, estudiante del Colegio Gimnasio Los Pinares. Allí representó al colegio en la Feria Internacional Sustainable World Proyect Olympiad: I -Sweep 2012.
Lucía, quien viajó con la profesora Liliana Leiva, expuso en los Estados Unidos su investigación ¿Qué huella deja el Colegio Gimnasio Los Pinares en el ambiente? Con este mismo proyecto ganó, pocos días antes de viajar a Houston, un reconocimiento especial en la Feria de la Ciencia, la Tecnología y la Investigación, organizada por la Alcaldía de Medellín, EPM y la Corporación Parque Explora.
La investigación de esta colegiala surgió de un convencimiento fundamental: “El medio ambiente necesita de nuestra ayuda y, como se dijo muchas veces en el trabajo, incluso un colegio puede hacer la diferencia; es hora de actuar y compensar nuestra huella de carbono”.

Compensar con siembra
El objetivo del trabajo de Lucía, proceso que desde un principio contó con el acompañamiento de la docente Liliana Leiva, fue aplicar el método de la huella de carbono en su colegio “para conocer los gases efecto invernadero que produce la institución y encontrar alternativas viables para disminuir o compensar el daño que producen”.
Para calcular la huella de carbono fue preciso determinar la cantidad de gases efecto invernadero emitida por el proceso en estudio (medición positiva), y se vincularon al cálculo las emisiones de las actividades que le son relacionadas, “teniendo en cuenta que pueden existir factores directos que mitiguen esa emisión (medición negativa)”.
Con la investigación se encontró que para 770 personas del Colegio Gimnasio Los Pinares se producen un poco más de 282.000 kg de CO2 cada año. Para compensarlo, se requiere sembrar 5.775 pinos cada año.
Lucía continuará con su proceso de formación académica y, simultáneamente, seguirá con su investigación y el aporte al medio ambiente desde su propio colegio.