Cómo toca a El Poblado

Propuestas del POT
Cómo toca a El Poblado
Entre las preocupaciones de la comunidad de El Poblado, se adelanta la socialización del Plan de Ordenamiento Territorial

Las zonas de interés ambiental que se encuentran en El Poblado para recuperar como espacio público; los riesgos y las amenazas de algunas de las quebradas que atraviesan la comuna 14 como La Presidenta y La Poblada; los elementos a conservar como patrimonio como lo es el Parque de El Poblado; la articulación de corredores viales como la Calle de la Buena Buena Mesa; la continuación del parque lineal de la quebrada La Presidenta; la implementación de tecnología en las lomas para el acceso de bicicletas, y la cualificación del transporte público, son algunas de las propuestas del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), en lo que tiene que ver con El Poblado. La apuesta por una estructura ecológica, la recuperación y creación de espacio público verde y un sistema de movilidad sostenible, es la constante del POT que definirá el futuro de la ciudad de los próximos 12 años y que será implementado por las próximas tres administraciones municipales.

El pasado 30 de mayo, en el Hotel Diez, el Departamento Administrativo de Planeación socializó el POT y se refirió a algunas especificidades para El Poblado. Antes de que la comunidad y sus diferentes líderes dieran sus aportes e inquietudes, el subdirector de Planeación Territorial Estratégica de Ciudad, Juan Manuel Patiño, aclaró qué es el POT y cuáles sus competencias para orientar la discusión.

¿Qué es el POT?

Es el plan que se encarga de todos los componentes físicoespaciales del territorio municipal, rural y urbano, a partir de los intereses, derechos y deberes de los habitantes. Regula la construcción de nuevas infraestructuras, desarrollos urbanos y rurales, públicos, privados y comunitarios.

“No es un plan de desarrollo, no es solo un conjunto de normas de construcción, no es un manual de convivencia. Ni los proyectos sociales ni la gestión de la administración son competencia del POT”, puntualizó Juan Manuel Patiño.

Modelo del nuevo POT

El segundo POT que se formula en Medellín (el primero fue en 1999 y su revisión en 2006), no tiene un modelo muy distinto. De acuerdo con la clasificación de los suelos (rural, urbano, suburbano, de protección y de expansión) y con algunas consideraciones como la alta productividad rural, el río como eje central, la protección de las laderas, la incorporación de los cerros tutelares, los corredores de servicios, las centralidades tradicionales, la recuperación del Centro de la ciudad y la sana mezcla de usos, Patiño, planteó al público la misma pregunta que se hizo la administración municipal: “¿Será que hay que cambiar el modelo o instrumentar y desarrollar adecuadamente el existente?”. Más adelante respondió: “Nos planteamos que Medellín no tiene suelos de expansión y que debe crecer hacia adentro”.

La propuesta apunta a ocupar la ciudad de manera que las áreas municipal, metropolitana y regional estén articuladas y en donde los asuntos ambientales y de movilidad sean los más importantes, teniendo en cuenta los principios: derecho a la ciudad, sostenibilidad, equidad social, corresponsabilidad y desarrollo económico.

La clasificación del suelo define qué área debe incorporarse, permanecer o disminuirse y depende de la estructura ecológica (componente nuevo a nivel nacional), las amenazas y riesgos y los servicios públicos que se ofrecen. De acuerdo con esto, se tienen algunas consideraciones para El Poblado:

Riesgos de la Zona 5
(El Poblado)

Siguiendo las leyes (ley 1523 de 2012 y ley 019 de 2012), el POT presenta los fenómenos naturales que más afectan el desarrollo urbano: los movimientos en masa, las inundaciones y las avenidas torrenciales. “En El poblado y en Medellín se detectó que muchas quebradas tienen estructuras hidráulicas de paso, como puentes o senderos, que no cumplen la capacidad de evacuar una creciente, por lo que las aguas se salen. Es el caso de la quebrada La Presidenta que se desborda en Patio Bonito. En la quebrada La Presidenta y en un tramo de La Poblada se encuentran vestigios de antecedentes de avenidas torrenciales”, según informó Mario Flórez, ingeniero forestal del Departamento Administrativo de Planeación. En cuanto a los movimientos en masa, la amenaza está asociada a los cañones de las quebradas y a las zonas de mayor inestabilidad que están por lo general por fuera del perímetro urbano, excepto una que es el lote del costado occidental del Parque Comercial El Tesoro. “Eso es como un patín, si uno se queda ahí durmiendo de un día para otro, se mueve dos centímetros”, agregó el ingeniero.

Según Flórez, se hicieron unas especificaciones técnicas, que van a estar anexas en el POT, para que se realicen los estudios de riesgo, tal y como lo obliga la ley.

Nuevos espacios públicos en El Poblado

Dentro del Marco Estratégico del POT están considerados los Sistemas Públicos Colectivos que incluyen: espacio público, equipamientos, patrimonio y servicios públicos. Según la arquitecta Beatriz Arias, de Planeación, partiendo del interés por el espacio verde público y privado, en El Poblado se encuentran varias zonas que harán parte de la conectividad de la red ecológica de la ciudad: El Club Campestre, Museo El Castillo, el antiguo Vivero Municipal, la finca Yerbabuena y el Colegio La Enseñanza. Para desarrollar estos espacios “se tiene una propuesta para que los privados cedan una parte del suelo de interés ambiental, y que ellos puedan desarrollar la otra”, agrega la arquitecta.

Las zonas de amenaza se tomarán como espacio público ambiental y así mismo, según el uso del espacio, se utilizarán los corredores de borde de quebrada.

Hacia la movilidad del peatón

“En El Poblado las personas salen en carro porque no tienen por donde caminar”, expresó la ingeniera civil, Carolina Álvarez, también de Planeación. Por esta razón “el tema de movilidad para El Poblado está enfocado en mejorar el sistema de movilidad peatonal e implementar un sistema de ciclorrutas para las bicicletas”. Para desarrollarlo en las lomas de la comuna 14, aclara que “se está contemplando implementar una tecnología, que ya se ha usado en otras ciudades, para darle asistencia a los ciclistas en las laderas”. Puntualmente el POT plantea modos de transporte sostenibles y amigables con el medio ambiente como una alternativa a esa ciudad pensada para los carros, por lo que buscará reforzar la red de transporte público masivo y colectivo, también deficiente en El Poblado.

Aportes e inquietudes de la comunidad

Ante los planteamientos de la administración municipal entre los asistentes se presentó cierta tensión y varios interrogantes que sublevaban de cuando en cuando a la audiencia. “Aquí nos venden algo y luego la administración lo cambia. ¿Quién nos va a devolver los retiros de quebrada? Nos quitaron la tierra y nos vendieron una transversal. ¿Bajo qué parámetros?”, protestó Luis Fernando Arango, habitante de El Tesoro La Virgen.

Aunque el subdirector Juan Manuel Patiño aclaró que el tema de límites es asunto de la división política administrativa, María Eugenia Mesa, presidente de la JAC El Tesoro La Y, replanteó su petición de devolverle Las Palmas a El Poblado, pues sus habitantes no se sienten identificados con Santa Elena.

Se hizo una petición urgente al ajuste jurídico desde lo institucional para aplicar el POT. Juan Guillermo Restrepo, habitante de El Poblado, quien se ha sentido vulnerado por la construcción de obras, preguntó sobre los responsables del cumplimiento del POT, teniendo en cuenta que actualmente solo existen dos inspectores urbanos.

Por su parte Rodrigo Molina, presidente de la JAC de Manila, expresó varias inquietudes: “¿Qué pasará con los municipios vecinos que tienen como paso El Poblado, cómo será la protección de los barrios tradicionales, qué solución tienen para el problema de mixtura de suelos, el fenómeno de la gentrificación, y las laderas no aptas para la construcción en El Poblado?”.

Estas y otras inquietudes frente a los parques, el control sobre los sitios de rumba, la construcción de nuevas vías y parqueaderos para las nuevas construcciones en El Poblado, las curadurías, el cobro de la Valorización, las obligaciones urbanísticas y la sostenibilidad en general de El Poblado y la ciudad, fueron temas latentes.

Después de dar respuesta a varias preguntas de los asistentes y tomar nota de las sugerencias, Patiño, aclara que todavía es posible hacer los ajustes que se requieren para el POT, que actualmente se encuentra en evaluación en el Consejo Territorial de Planeación (CTP), el cual entregará su concepto a la Administración Municipal el 27 de junio.