Cómo está El Poblado en temas de seguridad

El vicealcalde de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía, Luis Fernando Suárez Vélez, comenta cómo es el trabajo de esta vicealcaldía frente a uno de los temas más críticos de la ciudad


Luis Fernando Suárez

El tiempo en el que Medellín ocupaba uno de los primeros lugares como una de las ciudades más inseguras y violentas del mundo, ha ido quedando atrás. Hoy, según Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía, asegura que en la última clasificación de las 50 ciudades más violentas del mundo (en un estudio adelantado por la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal), Medellín ocupó el penúltimo lugar. “Pasamos del puesto 10, al 24 al 38 y al 49; la obligación que tenemos este año es sacar a la ciudad de ese ranquin”. En entrevista con Vivir en El Poblado, Luis Fernando Suárez entregó cifras sobre los 14 delitos a los que las autoridades hacen seguimiento y control, y los esfuerzos de la vicealcaldía para combatirlos.

En comparación con 2013, hubo aumento de homicidios en El Poblado
Según la vicealcaldía de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía, en el global de cifras de Medellín, en cuanto a homicidios, hubo una reducción del 29 por ciento cuando se compara 2103 con 2014. Así explica el vicealcalde la disminución en los homicidios: “Se ha fortalecido la capacidad de los organismos de seguridad y justicia, la institucionalidad está unida con un propósito común, estamos sentados en la misma mesa, y yo creo que la alcaldía en eso ha ganado mucho, en ese direccionamiento, en ese rol de gobernabilidad del tema de seguridad”. Asegura además que, en cifras absolutas, durante 2011 hubo en toda la ciudad 1.649 homicidios, al siguiente año 1.151, luego 925 en 2013, y en el año pasado 655 casos. En tres comunas de la ciudad se presentó un aumento en los sucesos de homicidios: San Sebastián de Palmitas, Castilla y El Poblado. En esta última, se reportaron 11 homicidios; cuatro casos más que en 2013. Porcentualmente, en 2014, el barrio Castropol tuvo una participación del 36 por ciento, con cuatro de los 11 homicidios.

Dos modalidades de hurto en la mira
“Cuando metemos todos los hurtos en un mismo saco, nos da que el año pasado aumentamos en hurtos, pero si desagregamos, hay incremento en unas modalidades y disminución en otras. En el global, el hurto a personas aumenta en Medellín en casi un 22 por ciento, pero en El Poblado el hurto a personas bajó. Dentro de las diferentes modalidades nos estamos enfocando este año en dos, el hurto a celulares porque de cada 100 robos a personas, 45 son celulares, y el otro delito que nos preocupa mucho es el fleteo. Frente a esos dos estamos haciendo un análisis y un plan de trabajo”, explica el vicealcalde. Así mismo, agrega que se están enfocando mucho en el delito del fleteo porque “en algunas ocasiones matan por robar, además, es un delito que pone al ciudadano en una condición de desigualdad frente al delincuente, y porque detrás del fleteo hay toda una estructura”. Durante 2013, en El Poblado se registraron 971 hurtos y en 2014, 851, lo que significa una disminución de 12 por ciento. La zona donde se presentó el mayor número de sucesos durante el año pasado es Villa Carlota con 90, seguido de El Poblado (zona céntrica) con 83 casos y Manila con 79.

“Hoy tenemos control y monitoreo de todas las motos y las patrullas que le hemos dado a la Policía, yo ya las tengo en un mapa en tiempo real, entonces a mí ya no me meten goles”

Frente a la extorsión hace falta denuncia ciudadana
Si bien es cierto que las cifras oficiales dan cuenta de tan solo 12 casos de extorsión durante 2014, la cifra dista de la realidad. “A mí no me gusta dar la cifra. La denuncia es muy baja entonces la cifra no refleja la realidad. Ahora, la pregunta que uno tendría que hacerse es: ¿y en estos doce casos hubo captura o no? En el Lleras, por ejemplo, se capturó a los integrantes de una red que extorsionaba a los comerciantes del sector. Hay conquistas que tenemos que tratar de mantener. Por ejemplo, hoy en Barrio Triste, después de esos líos que hubo, no se paga extorsión y ¿cómo lo logra uno? hablando con la gente, con los empresarios, diciéndoles ‘acá estamos’. La denuncia sí es clave, porque lo que sí está demostrado es que de 100 casos de denuncia de extorsión, hay 95 capturas. Eso muestra la contundencia del Gaula”, asegura Luis Fernando Suárez.

Control y más control
“Hoy tenemos control y monitoreo de todas las motos y las patrullas que le hemos dado a la Policía. Yo ya las tengo en un mapa en tiempo real, entonces a mí ya no me meten goles. Ya puedo decir: ‘General, de las 220 patrullas que le he dado, hay 20 que no están saliendo y están en tales estaciones guardadas’. Me voy, por ejemplo, para una estación de Policía y les digo: ‘Este carro que lleva ahí parqueado hace un mes, ¿cuándo lo van a mandar a arreglar?’”, comenta el vicealcalde. Acerca de la auditoría y control que ejerce su despacho para que todos los organismos de seguridad cumplan con su tarea, agrega: “En estos días vamos a tener, en tiempo real, mediante cámaras, 1.300 equipos en motos y carros, entonces le podremos mandar reportes al General de que, por ejemplo, la patrulla tal se excedió en límite de velocidad; que la patrulla tal, del cuadrante tal, se salió de su jurisdicción y se parqueó en un sitio y ahí estuvo una hora parada; hasta ese nivel de detalle vamos a llegar. Estamos encima controlando. Les decimos que tienen todo el apoyo, pero también se tienen que ver los resultados; policías dormidos no nos sirven. Es una relación muy respetuosa y de mucha exigencia, y cuando nos ven con este nivel de información sobre sus actividades ya saben que no nos pueden meter goles”.

Desde la vicealcaldía también se asegura que hoy El Poblado cuenta con 29 cuadrantes de Policía, 100 cámaras de vigilancia y un sistema de monitoreo independiente a la línea 123.

El vicealcalde Suárez, también cuenta que ninguna de las estructuras delincuenciales de Medellín tiene asiento en El Poblado, pero sí tienen identificado que “en lo grueso, en hurtos de motos vehículos y atracos, las estructuras que cometen esos delitos en El Poblado vienen de Aranjuez, Manrique y Castilla”. La finalidad de esta vicealcaldía es identificar las estructuras criminales y desarticularlas llegando hasta sus cabecillas.