Comerciantes quieren evitar congelación

Hace 15 días informamos que el proyecto de intervención de la Zona Rosa contemplado en el Plan de Ordenamiento de El Poblado está detenido porque los problemas de convivencia entre comerciantes y residentes no cesan.

Ahora la Corporación Zona Rosa, que agrupa a cerca del 50% de los comerciantes de este sector, en cabeza de su presidente Sergio Sierra, miembro de la Junta Administradora Local, mediante la circular 035 del 18 de agosto declara la alerta roja y le pide a sus afiliados “colaboración para no perder el beneficio de extensión de horario hasta las 3:00 a.m. los fines de semana”. Les dice allí que “hemos (la Corporación) recibido múltiples quejas de la Alcaldía de Medellín a través de la Secretaría de Gobierno y el Área Metropolitana donde nos informan que seguirán sancionando y aplicarán medidas más rigurosas contra los establecimientos que causen ruido y deterioren las relaciones con los residentes de la zona. Recuerden que esta zona es de uso mixto donde debemos convivir comerciantes y residentes (…)”.

La Corporación Zona Rosa adelanta una campaña de autorregulación del ruido entre los comerciantes. A la fecha han sido sancionados por ruido cinco establecimientos en este sector y varios más tienen procesos sancionatorios en curso. En la mayoría de los casos la sanción ordena al ofensor controlar la fuente de contaminación para poder seguir abierto al público. Cuando es imposible ese control puede llegar a ordenarse el cierre definitivo del negocio.