Comentarios a siete propuestas

     

    Comentarios a siete propuestas

     
       
     Hemos leído con juicio los programas de gobierno de los siete candidatos a suceder a Fajardo en la Alcaldía. De esa lectura quedan claras varias cosas y quedan también muchas dudas. Siguen apareciendo la transparencia, honestidad y capacidad como temas de campaña. ¿No son acaso esas las características fundamentales que debe cumplir cualquier ciudadano, sea candidato o no? A nosotros nos parece que ese desgaste en probar la idoneidad del candidato, en demostrar sus nobles intereses y en justificar su honestidad solo hace referencia a un profundo drama en el que estamos inmersos, el tema de la corrupción, del que es muy difícil salir y que seguramente está hoy tan vivo como hace 100 años, pues de otra manera no fuera este un asunto vital.

    Quisiéramos haber leído propuestas concretas, realistas y aterrizadas en el suelo de las finanzas del municipio. Por el contrario en muchas de las propuestas lo que se alcanza a leer son las ilusiones de los electores: empleo, movilidad, transporte, niñez, juventud, tercera edad, salud, seguridad. Claro, esos son los asuntos que preocupan a todo el mundo, pero no solo en Medellín, también en Pavarandó, El Cairo o en Moscú. La cosa es ver ¿cuáles serán esas estrategias para lograr la meta de la cobertura total en educación con calidad?, ¿cuál es la ciudad que debemos soñar en conjunto?, ¿qué piensa el candidato que nos diferencia de Pavarandó o de Moscú?, ¿con qué recursos se construirán esas aceras que le faltan a la ciudad? o ¿cómo crearemos esos miles de empleos que se han perdido por la revaluación?

    Los candidatos hacen un gran esfuerzo por hablarle a cada grupo de interés para lograr su apoyo. En muchas ocasiones son solo el eco de los sueños del auditorio y otras veces son respuesta a los agravios de unos contra otros, pero pocas veces se oye una propuesta concreta respaldada en números o en estudios.

    Queda también claro que sí hay de donde elegir. Que son siete formas diferentes de ver la ciudad y que sea cualquiera el que suceda a Fajardo son tantas las críticas de unos a otros, que a la ciudad lo que debe quedarle claro es que habrá fiscalización y seguimiento, día a día, a la gestión del nuevo Alcalde.