Sabor y sonido

El sonido de la fritura es música. Así lo pensaron Rodrigo Isaza, chef de Herbario, y Juancho Valencia, líder del grupo Puerto Candelaria. Y esos fritos que suenan a raspa son unión en las cocinas de la región Caribe. Además, el sonido está en las músicas de esa región. Así nació Colombian Jammy, una propuesta musical y gastronómica que une el sabor y los sonidos de Colombia en un evento de comida para bailar.

Carimañolas, leche de coco, arepas, chorizo y tamales, entre otras delicias, desfilarán al ritmo de los aires típicos de las regiones Caribe, Pacífico, Andina, Llanos y Amazonía. “Ha sido una exploración, hemos intentado encontrarnos en la música y en la cocina”, cuenta Isaza. Y ha sido sorpresa, por ejemplo, ver que ritmos e ingredientes se repiten por igual en las mismas culturas.

Juancho explica que para construir el menú (musical y gastronómico), “hemos ido hasta el fondo, hemos buscado en ramas diferentes del conocimiento, nos hemos hecho muchas preguntas y hemos encontrado que la respuesta es una: disfrutar y gozar”. Así, la noche tendrá bocados y canciones que recorren y revaloran el territorio colombiano. Una oportunidad para conocer ritmos y platos de todo el país. “Colombian Jammy no es solo un evento, es una forma de construir país desde el arte, la gastronomía y la música”, puntualiza Juancho.

Publicidad

Publicidad