Cuatro ideas para cocinar sano

por Daniella Hernández
Por Daniella Hernández / Gastroglam /

Cocinar sano: Una de las tendencias son los leafy greens o vegetales de hoja gruesa como acelga, col y kale. Son de texturas fibrosas y sabores intensos que funcionan muy bien como base de ensaladas.

La alimentación sana no es estática y allí también se gestan interesantes tendencias que podemos replicar en nuestras cocinas. Aquí las discutimos:

Pocos dudan del potencial de la comida saludable, algo que he promovido por cerca de cinco años en mi blog www.gastroglam.co No solo firmas que miden tendencias de alimentación lo confirman; también las marcas de comidas preparadas en la mayoría de supermercados. Cada vez es más frecuente leer en etiquetas “endulzado con stevia”, “con semillas de chía” y muchas más promesas que buscan atraer a consumidores interesados en una alimentación natural, alejada de las dietas rigurosas y desabridas.

Si algo ha mostrado el movimiento de la alimentación sana es que está lejos de ser estática. Aquí también se gestan nuevas ideas y soluciones. Hoy me gustaría compartirles, queridos lectores, cuatro tendencias que creo que deben aplicar en sus cocinas. Si es que no lo están haciendo ya.

La primera es la cocina no waste (sin desperdicios), que aprovecha al máximo el alimento. Tallos y cáscaras, por ejemplo, ya no son merma en una receta. Ahora se les da nueva vida en otras preparaciones. ¿Una idea? Saltear en ajo y aceite de oliva los tallos de las remolachas. Eso sí, muy bien lavados.

La segunda viene posicionándose hace varios años y tiene que ver con comprar local. Cada vez estamos más dispuestos a preguntarnos de dónde viene lo que comemos, esto nos lleva a interesarnos por comprar directamente del agricultor, en especial si cultiva con semillas orgánicas, sin fertilizantes artificiales o pesticidas.

La tercera tendencia tiene que ver con los leafy greens, como llaman los americanos a vegetales de hoja gruesa como acelga, col y el tan en boga kale, entre otros. Se caracterizan por texturas fibrosas y sabores intensos que funcionan muy bien como base de ensaladas. Los cocineros están aprovechando esto para lograr platos mucho más complejos. Vale la pena ensayar estos ingredientes en nuestras cocinas.

Con el posicionamiento de la alimentación sana llegaron los superalimentos, nuestra cuarta tendencia, de la que cada vez se habla más. ¿Pero qué son? Ingredientes llenos de nutrientes que además aportan diversos sabores y texturas a nuestras recetas. Están de moda los bowls a base del açai (fruto amazónico) y de dragon fruit, un primo oriental de la colombianísima granadilla. Y en cuanto a bebidas, el matcha (té verde ceremonial) con leche vegetal y la leche dorada (infusión preparada con cúrcuma) son los más solicitados.