Ciudad del Río se inundó de infractores

El estacionamiento en zonas prohibidas es la principal infracción que se comete, lo que tiene colapsado el tráfico para los residentes del lugar. En análisis la instalación de parquímetros
Fotos Juan David Caicedo

Por Daniel Palacio Tamayo

Para los vecinos, Ciudad del Río está siendo víctima de su propio éxito. Cada fin de semana centenares de visitantes van a pasar el rato al aire libre, sobre la manga del parque lineal. Sin embargo, los vehículos se han convertido en uno de los dolores de cabeza de los residentes de este sector pionero en materia de renovación urbana. Las vías de Ciudad del Río son estacionamientos al aire libre: motos como enjambres parqueadas sobre aceras, vehículos que obstaculizan los accesos de las unidades residenciales, cargue y descargue de mercancía en horario diurno, entre otras prácticas prohibidas e incómodas.

Daniel Carvalho, urbanista, residente del sector y concejal de Medellín, asegura que si bien el barrio sigue siendo un buen vividero y ejemplo de cómo se debe desarrollar la ciudad, hay problemas que se deben atender para que no se conviertan en caos.

Una de las preocupaciones que atiende una comisión especial del Concejo de Medellín es la relacionada con los problemas de movilidad y el estacionamiento. De allí, asegura Carvalho, han salido propuestas como instalar parquímetros en el sector. “Igual la gente se está parqueando en cualquier parte y quienes cobran son informales, lo mejor es que sea el Municipio quien diga dónde y cobre por eso”.

Las autoridades aseguran que hacen controles constantes en la zona. Como ejemplo, señalan que entre enero y julio 17 de 2016 sorprendieron a 958 conductores mal estacionados. En operativos inmovilizaron 492 vehículos. Sin embargo, no es raro encontrar motos y carros estacionados en la vía de ingreso al parque lineal justo en el costado donde están las señales de prohibido. De ser sorprendidos por la autoridad, estas personas tendrán que pagar una multa que ronda los 344.000 pesos.

Luis Guillermo Mejía, líder de control de la Secretaría de Movilidad, recomienda a quienes lleguen en vehículo particular, utilizar los estacionamientos formales como los del Museo de Arte Moderno y de las clínicas que funcionan en la zona. Sin embargo, Carvalho asegura que estos lugares están subutilizados, pues cuando más afluencia de público hay en el parque, los estacionamientos están cerrados, por lo que se buscan acercamientos con sus administradores para coordinar horarios.


Entre las 5 mil personas que viven en el sector, se encuentra Jaime Monsalve, quien advierte que con la entrega de un par de nuevas urbanizaciones la situación de movilidad se puede complicar, a la vez que propone nuevas alternativas de movilidad como las salidas del barrio por la calle 17 y 24 hacia la Regional.
Monsalve y Carvalho piden mayor presencia del Municipio, no sólo con grúas sino también con pedagogía.