Ciro, el Terranova

Ciro, el Terranova

El mérito dado al suizo San Bernardo como perro rescatista en la nieve lo tiene en igual medida el Terranova en los mares, su ambiente natural. Es un salvavidas por instinto que acude en la ayuda de todo lo que flota y lo lleva a la orilla, sin preocuparse por la temperatura porque tiene el pelo apropiado para resistir durante horas las aguas más frías. Además está al mando de una cola fuerte que le sirve de timón.

Su figura masiva y potente le ha permitido ser un destacado trabajador. Sabe enfrentar con valentía las adversidades del clima y del mar y es muy efectivo para tirar trineos o sacar a tierra cargas pesadas, por ejemplo redes llenas de bacalaos. Se le conoce también como Newfoundland , y aunque es grande y fuerte y además es muy buen guardián, su marca distintiva es la ternura. Es compinche de los niños y en general un compañero abnegado, alegre, creativo y gentil. Se debe tener en cuenta sí que precisa de una educación con paciencia porque solo alcanza la madurez a los dos años.

PaísCanadá.
OrigenLas teorías son diversas. Desde las que sostienen que es canadiense, de la isla de Terranova, o que llegó desde el Oriente por Alaska, como las que opinan que es el resultado de cruzas: los autóctonos con perros llevados por los Vikingos hacia 1100; o bien el Mastín pirenaico de los vascos con el Mastiff y el Spaniel de los ingleses en el siglo XVI.

 

ColoresNegro; castaño, del chocolate al bronce; gris; y blanco y negro. En los dos primeros puede haber marcas blancas en el pecho, los dedos y la punta de la cola.

 

AlturaLos machos 71 centímetros y las hembras 66
PesoLos machos 68 kilos y las hembras 54
Promedio de vida13 años