Cinco prácticas para momentos de incertidumbre

En una semana me cancelaron un proyecto muy grande en el que estaba trabajando y recibí la noticia de que la empresa en la que trabajo la van a cerrar. Sentí miedo y mi reacción inicial fue querer controlar las circunstancias
/ Carolina Zuleta

A través de los años siempre he mirado el futuro y he tenido un plan de para dónde voy, pero la realidad es que mi vida no ha salido como yo me lo imaginaba. Hoy me siento feliz y bendecida con la vida que tengo, pero es completamente diferente a la que me imaginé cuando tenía 18 años.

Hace un mes la vida me volvió a sorprender. En cuestión de una semana, me cancelaron un proyecto muy grande en el que estaba trabajando y recibí la noticia de que la empresa en la que trabajo la van a cerrar y que ya no voy a tener empleo. Creo que como cualquier otro ser humano sentí miedo y mi reacción inicial fue querer controlar las circunstancias. Sentí afán por querer saber qué iba a pasar y cuál iba a ser mi siguiente paso. Al rato de sentir el miedo y que mi vida se salía de control, recordé algo que dijo el Dalai Lama: “Es para momentos así que practicamos”. Para mí eso significa que todos estos años en los que he practicado meditación, espiritualidad y confiar en que, como dice Paulo Coelho, “el universo conspira”, los había vivido para aplicarlos en este momento de incertidumbre.
Aquí te comparto las cinco prácticas que me están ayudando a vivir este momento, espero que te sirvan a ti también.

1. Confía. Creer que todo va a salir bien, que vas a encontrar un camino y las oportunidades que necesitas van a aparecer. Para ayudarte a confiar puedes decirte a ti mismo que es imposible ver todas las opciones en este momento o puedes recordarte cómo en el pasado han aparecido oportunidades de donde menos lo habías pensado.

2. Sé práctico. ¿Qué puedes hacer hoy para avanzar hacia lo que deseas? ¿Puedes empezar a ahorrar dinero? ¿Hay alguien a quien puedas llamar para que te ayude? Enfócate en el presente y toma acción.

3. Pide ayuda y está abierto a recibirla. Muchas personas creen que pedir ayuda es sinónimo de debilidad, yo creo todo lo contrario. Siempre pienso en lo que dice el empresario Richard Branson: uno no puede lograr lo que desea si está solo, siempre busca a los mejores para que te ayuden a construir tus sueños.

4. Busca la lección escondida. Si te fueras al final de tu vida y miraras este momento de incertidumbre, ¿qué crees que es lo que debes aprender? Creo que en los momentos difíciles, siempre hay una lección importante. ¿Cuál es la de este momento?

5. Ten cuidado con la historia que te estás contando. ¿Cuál es la explicación que le estás dando a lo que está sucediendo? ¿Acaso te estás diciendo que eres un fracasado o que siempre todo te sale mal? ¿O por el contrario te estás diciendo que esto es una oportunidad para crecer, que no estás solo y que todo va a estar bien? La historia que tienes en tu cabeza va a afectar significativamente el resultado, así que elige una que te empodere.

opinion@vivirenelpoblado.com