Cinco cajas nuevas para el Mamm

¿Cómo se verá el Museo?
Cinco cajas nuevas para el Mamm
La obra de expansión del Museo de Arte Moderno va en un 17 por ciento y se espera concluirla en julio de 2015

Hay personas que entran al Museo de Arte Moderno (Mamm) y no se detienen a observar las obras exhibidas. En vez de ello, admiran el edificio. Exploran con cuidado las salas y el material de las columnas, alzan la cabeza para mirar el techo y fijarse en los detalles de la cubierta. A alguien se le oyó decir sorprendido: “¡Y lo dejaron igual!”. Son los señores que laboraban en los antiguos Talleres Robledo, o los hijos de ellos.

Este, que fue el edificio de Simesa, la primera siderúrgica de Medellín y que amenazó con quedar en ruina, es hace cuatro años la sede del Mamm. Ahora sus fundadores verán como el sueño de hace 36 años será una megaobra integrada al Plan Parcial Ciudad del Río, que busca en quince años construir cuatro mil viviendas (van mil en cinco años) y que Ciudad del Río se conecte con Barrio Colombia, el antiguo Vivero Municipal, el río Medellín y el Parque Zoológico Santa Fe.

Actualmente el Mamm tiene dos salas temporales, una nave central, una sala de proyectos especiales, una bodega de obra, una tienda y oficinas. En octubre de 2013 inició un proyecto de expansión que espera terminar en julio de 2015 y tendrá una área total de 6.992 metros cuadrados. El Mamm pretende tener salas permanentes para exhibir su colección (al menos unas 2.200 obras están guardadas), además de espacios especializados para sus diferentes actividades, según lo indica Juan David Mejía, arquitecto y director de la obra.

¿Cómo es la expansión del Museo?

El diseño está a cargo de las empresas de arquitectos Ctrl-G, de Colombia, y 51+1, de Perú. Esta última propuso adaptar la forma de construcción que se da en las laderas populares de Medellín: la superposición de volúmenes conectados con escalas. El edificio tendrá cinco pisos en forma de cajas, conectadas por terrazas y escalas. Así se podrá recorrer de arriba abajo sin necesidad de ingresar a él. También se podrá cruzar de manera horizontal a través de una calle que enlaza al edificio con la plaza. Cada bloque tendrá un uso distinto, por lo que su manifestación arquitectónica también es diferente.

El edificio estará acondicionado para las personas en situación de discapacidad, con rampas y dos ascensores. Un tercer ascensor será para las obras. En el nuevo parqueadero el visitante se sentirá en una galería. Sus paredes servirán de exhibición. Cuenta con 75 parqueaderos que están debajo de la plaza de Ciudad del Río, la cual se volverá a abrir una vez terminada la obra.

De acuerdo con los cambios de flujo que plantea el Plan Parcial, la entrada principal al Museo será por la que hoy es su parte trasera.

Piso 1. La bodega de obra
Esta caja conservará el concreto y color del viejo edificio para mantener la conexión arquitectónica.
La unión de ambos edificios será mediante la bodega de obra, la cual crecerá hacia el interior de Talleres Robledo.
En el nuevo edificio del Museo de Arte Moderno se dispondrán tres locales comerciales y en el antiguo permanecerán las salas actuales y se construirá un centro de documentación.

Piso 2. Las oficinas
Una pared de calados en concreto rodeará esta segunda caja. Se trata de un diseño innovador de piezas delgadas pero con alta resistencia. Allí se ubicarán las oficinas y los servicios.

Piso 3. El teatro
Rodeado por una pared de vidrio estará el nuevo teatro. Será para 230 personas y estará acondicionado especialmente para el cine y la música. La pantalla será a su vez una puerta de 12 x 5 metros, que se abrirá para conectar el parque con el edificio y así darle diferentes usos al escenario. En el exterior habrá graderías. En este piso también se adecuarán salas múltiples para los programas de educación y cultura.

Piso 4. La exposición
Aquí estarán las salas permanentes: dos de entre 600 y 700 metros cuadrados y otras dos más pequeñas. Además, habrá un patio de esculturas para exponer obras de gran formato.

Las salas buscarán cumplir con los cánones internacionales de control de temperatura, humedad, iluminación e iluminación natural en ciertas zonas, para recibir obras de nivel mundial. La caja de concreto tendrá un diseño gráfico grabado en el exterior.

Piso 5. El mirador
Al final del edificio se abrirá una terraza pública donde los visitantes divisarán la ciudad, y un restaurante, con la posibilidad de una terraza privada. Será una caja metálica de donde se desprenderán plantas para adornar y dar un aire verde a la estructura.

¿En qué va?
De los veinte meses previstos para la construcción, van siete, un diecisiete por ciento de la obra que corresponde a la base estructural, la más compleja, y en la que trabajan cien personas.

Financiación

El 50 por ciento de los recursos son de la Alcaldía de Medellín y el otro 50 por ciento, apoyos privados. El costo total es de 24 mil millones de pesos, de los cuales faltan tres mil. Adquirir o renovar el plan Amigos Mamm, que ofrece beneficios en las diferentes actividades del Museo, ayudará a este proyecto.


Rampa del parqueadero subterráneo


En la obra trabajan 100 personas

El 17% construido corresponde a la base estructural