Central de inteligencia no va

Nuevo Secretario de Seguridad de Medellín confirma que el proyecto no se construirá en El Poblado. 

En el antiguo edificio se invirtieron 35 millones de pesos en estudios estructurales para evaluar su intervención. Render cortesía

Por Daniel Palacio Tamayo

Los 8 mil millones que había destinado la administración de Aníbal Gaviria para la construcción de la central de inteligencia en el edificio Mónaco no serán ejecutados. Por instrucción del alcalde Federico Gutiérrez, el Secretario de Seguridad Gustavo Villegas, descartó esa posibilidad. Ese proyecto quedó únicamente en un diseño arquitectónico que no se finiquitó.

A consideración de Villegas el edificio, por estar ubicado en una zona residencial, sólo se podría ocupar con oficinas bajo algunas restricciones, que según afirma el funcionario, pondrían una limitante. “Sólo permitiría la utilización de 800 de los 7 mil 200 metros cuadrados del Mónaco y un aforo para 200 personas, cuando la Secretaria de Seguridad, la ESU, el 1-2-3 y la Sipol suman más de 800”.

En entrevista con Vivir en El Poblado en diciembre pasado, el exalcalde Aníbal Gaviria, defendió la iniciativa y aseguró que “si el 123 de la Policía, la Secretaría de Seguridad y el cerebro de la información para la seguridad no pueden estar en El Poblado, ¿por qué sí pueden estar en Belén o en el Centro?”.

La comunidad del barrio Santa María de Los Ángeles celebró la decisión, pues desde que conocieron de la iniciativa se opusieron a la operación de la central de inteligencia. Este sector de El Poblado no quería volver a sentir el miedo de tener cerca un edificio que podría ser blanco de un atentado terrorista. Ya quieren dejar atrás el capítulo de un lugar estremecido por las bombas.

La abogada de la comunidad, Claudia Hincapié, asegura que lo ideal es que el edificio conserve el carácter residencial y no se destine a asuntos de seguridad, así sea de propiedad de la Policía Nacional. El Secretario de Seguridad, concluyó que la central de inteligencia la necesita la ciudad para seguir avanzando en la lucha contra el crimen, pero que se apegarán a lo establecido en el nuevo POT. Entre las opciones que contempla Villegas, está un lugar en el centro de Medellín.

Por el momento el edificio Mónaco, antes de propiedad del extinto capo Pablo Escobar, seguirá desocupado bajo vigilancia de la Policía Metropolitana, mientras las autoridades locales consultan con el gobierno nacional la posibilidad de cambiar la destinación del bien, para que esté acorde con las peticiones de la comunidad.