CDO no pagará los auxilios de habitabilidad

67 familias de Continental Towers aseguran que no solo ellas, sino 2.000 copropietarios más, se verán afectados por la decisión

En un comunicado con fecha del 16 de julio de 2015 y firmado por María Cecilia Posada, representante legal de la constructora Alsacia CDO S.A., se anuncia que los auxilios de habitabilidad que venía pagando la constructora a los habitantes de Asensi y Continental Towers, edificaciones evacuadas luego del colapso de la torre 6 del edifico Space, no se pagarán más. “Continuamos en nuestro empeño de realizar los activos para proceder con los reforzamientos requeridos. Sin embargo, como se ha mencionado, no nos es posible continuar con el pago de los auxilios”. Así finaliza el documento.

CDO: “Continuamos en nuestro empeño de realizar los activos para proceder con los reforzamientos requeridos.
Sin embargo, como se ha mencionado, no nos es posible continuar con el pago de los auxilios”
Los auxilios para las familias afectadas en Continental Towers eran de 3 millones de pesos mensuales y para las de Asensi de 2 millones 250.000 pesos. El grupo constructor CDO suspendió el pago de los auxilios desde julio.
Las reacciones no se hicieron esperar, y tanto las 67 familias del edificio Continental Towers como las 76 de Asensi alzaron su voz de protesta. Mediante un comunicado, las familias de Continental Towers aseguran: “La única muestra de responsabilidad que estaba dando la familia Villegas, propietaria de la constructora, ante esta enorme tragedia humana y social era el pago de este auxilio, con el cual se compensaba en parte la necesidad de las familias evacuadas de pagar un arriendo mientras se encontraba una solución definitiva al tema”.

También exigen a la Superintendencia de Industria y Comercio –SIC–, que haga valer la orden dada a la constructora mediante la Resolución 1389 en el sentido de mantener el pago de los auxilios de habitabilidad hasta tanto haya una solución definitiva al problema y hacen un llamado urgente a las autoridades a las cuales les compete. A la Superintendencia de Sociedades “para que en el marco del proceso de reorganización del grupo empresarial CDO que actualmente llevan a cabo, se priorice sobre la situación de la gente y se encuentren los mecanismos de protección necesarios, para que podamos recuperar el patrimonio”, a los gremios, en especial la SAI –Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos– y a Camacol, a los que consideran que han mostrado indolencia y silencio, para que inviten a CDO a responder como es debido. A las universidades, para que promuevan un debate ético en torno al tema, a la Alcaldía de Medellín para “que retome este asunto que parece haber olvidado”, y a otras instituciones del orden municipal y nacional como la Personería de Medellín y a la Defensoría del Pueblo, a las que les ruegan: “No nos abandonen y actúen con decisión para que no se vulneren más nuestros derechos”. Así mismo, manifiestan que no dan tregua en su lucha por la búsqueda de la restitución de sus derechos: “Seguiremos con dignidad y firmeza acudiendo a todas las instancias que nos permite la Constitución y la ley, para reclamar que opere la justicia. Y estamos estudiando la posibilidad de acudir a las instancias internacionales que sean necesarias y pertinentes, para encontrar la reparación justa a esta terrible situación”.

Asensi en el limbo
Por su parte, los copropietarios de Asensi aceptaron el pasado 14 de abril, en asamblea extraordinaria, el plan de reforzamiento estructural para su edificio, propuesto por CDO. La decisión de aceptar la propuesta fue tomada con la condición de que la constructora se comprometiera a continuar pagando los auxilios de habitabilidad hasta que se finalizaran los trabajos, explica Leana Catalina González, propietaria del apartamento 523 de la torre dos, del edifico Asensi. Las obras de refuerzo en Asensi aún no han comenzado.