Tres letras más allá de un positivo cargado de prejuicios

Camilo Restrepo, con su proyecto MásQueTresLetras
Camilo reitera que la vida sigue más allá de esas tres letras con diagnóstico positivo.

Un diagnóstico positivo de tres letras, que muchos pensarían que es suficiente para que se les derrumbe el mundo. Pero Camilo, con su proyecto MásQueTresLetras, pretende abatir los estereotipos alrededor de este virus.

En ocasiones, tres letras son suficiente para decirlo todo: un SOS para pedir ayuda o un QAP para expresar que se sigue atento; pero VIH no significa condena a muerte. Por eso, Camilo Restrepo nombró el proyecto que quiere que sea su legado como MásQueTresLetras, pues considera que ser positivo de este virus no limita la vida.

Los estigmas sobre el VIH aún siguen teniendo cabida en el voz a voz de la sociedad colombiana: que es una enfermedad de homosexuales y prostitutas, es el señalamiento más recurrente que escucha Camilo. Por eso quiere a partir del proyecto MásQueTresLetras, que muy pronto espera convertir en fundación, atacar esos prejuicios con información para sensibilizar a médicos y a portadores del virus y sus familiares.

Publicidad

“Hay demasiadas preguntas, la sociedad necesita educarse”, agrega Camilo.

Los señalamientos sobre estas tres letras derivan en que muchas personas se escondan en la depresión, por eso este proyecto quiere generar conversaciones alrededor del VIH, que las parejas toquen el tema, que quienes sean portadores lo asuman como una realidad y busquen ayuda, que el médico no juzgue y que la sociedad en general pueda colaborar con información sobre su prevención, su tratamiento y para derribar los mitos sobre este virus.

“La gente tiene miedo a hacerse la prueba”, reconoce Camilo, quien atribuye esto al pavor que genera el solo hecho de pensar en qué será de la vida si se sale positivo o en el cuchicheo del personal médico cuando alguien se hace la toma de muestra. Por eso también quiere que las personas sean conscientes de que el portador del VIH si se ejercita, toma medicamentos, se alimenta sano, puede tener una vida con dignidad. Este virus no tiene distingo de raza, inclinación sexual o condición económica, señala.

En los próximos días este proyecto pasará a ser una fundación, en la que con un grupo de amigos también se puedan realizar actividades para colaborar con otras fundaciones que no reciben ayudas, hacer talleres y capacitaciones de prevención con profesionales de diferentes áreas en empresas y organizaciones, además de realizar pruebas gratuitas.

 

Por Daniel Palacio / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com

Publicidad