Cambia tu / Diciembre

 
 
Publicado en la edición 403, diciembre 1 de 2009
 
   
 
 
 La Realidad 
   
 Por: Carolina Zuleta y Mauricio Acevedo de cambiatu.com

Según la Real Academia Española la realidad se define como: “verdad, lo que ocurre verdaderamente”. Un gran número de personas aceptan esta definición y creen que la realidad es inmodificable y estática. El problema con esta definición es que se ha convertido en la excusa para no soñar.
La realidad es que un alto porcentaje de matrimonios fracasan. La realidad es que en esta época a todo el mundo le da gripa. Unas preguntas muy importantes que debemos hacernos son: ¿Qué porcentaje de mi vida está dictado de antemano por “la realidad”?, ¿Cuántos de mis sueños no me estoy permitiendo disfrutar por estar enfocado en “la realidad”?
¿Alguna vez le has preguntado a dos personas que estuvieron en un mismo concierto qué tal les pareció y has recibido dos respuestas completamente contrarias? Para unas personas fue el mejor concierto de la historia y para otras fue malísimo. Entonces, ¿Cuál de las dos respuestas describe la realidad del concierto? Para muchas personas la realidad es con lo que la mayoría de personas está de acuerdo. Es lo que ven en los noticieros y leen en los periódicos. ¿La realidad es el desempleo del 12% o el empleo de más del 50% de la población colombiana?, ¿La realidad son los miles de personas que tienen un determinado tipo de gripa o los millones de personas que están sanos?, ¿La realidad es el avión que se cayó o los miles de aviones que viajan cada día sin ningún contratiempo? La realidad depende del punto de vista.
En Cambia Tú definimos la realidad como la consecuencia de los pensamientos, creencias e intenciones que has tenido. Cuando definimos la realidad de esta manera entendemos que podemos modificarla al cambiar lo que creemos, pensamos y sentimos. En algunos momentos pareciera que la realidad estuviese estática pero lo que realmente está sucediendo es que estás poniendo toda tu atención al presente y éste se está repitiendo, en otras palabras, la realidad está convirtiéndose en lo mismo una y otra vez. Por ejemplo, si todos los días te miras al espejo y sólo ves lo gordo que estás, entonces la realidad te sigue reflejando lo gordo que te sientes. Si te pasas el día pensando en las deudas que tienes, la realidad te sigue presentando situaciones en las que vas a deber dinero. Pero si entiendes que eres tú quien tiene el poder para decidir a qué le prestas atención y empiezas a poner atención a aquello que te gusta, empezarás a ver la realidad cambiar hacia aquello que te gusta.
En Cambia Tú sabemos que la pregunta es: ¿Aquello que estoy eligiendo como “real” me trae algún beneficio? En el artículo anterior hablábamos del SIG (Sistema Interno de Guía). Utiliza el SIG para entender si a lo que estás poniendo atención está construyendo la realidad que deseas o si estás poniendo atención a cosas que no te gustan. Es muy simple, si te sientes bien estás poniendo atención a la versión de la realidad que está en armonía con lo que tu deseas; si te sientes mal estás mirando la situación de manera equivocada. La tarea es identificar algo que no te guste y toma nota de cuánto tiempo estás dedicando a pensar en eso. Escribe en un papel cómo te gustaría que fuera esa realidad.
Lleva ese papel contigo y cada que te des cuenta que estás pensando en la realidad como es, toma el papel y léelo y pon toda tu atención en esa lista. Identifica cómo cambian tus sentimientos cuando miras la lista y empieza a observar cómo tu realidad va cambiando. Sé honesto contigo mismo, si quieres ver que tu realidad cambie primero Cambia Tú.

Pueden escribirnos sus preguntas o comentarios a: info@cambiatu.com