Así funcionan las cámaras de reconocimiento facial

cámaras de reconocimiento facial
Envigado invirtió cerca de $2.700 millones en la instalación de cámaras de este tipo en sus calles. Foto: simulación

Usted ya debe saber que en cualquier parte donde se encuentre, hay una cámara que lo vigila: el ascensor, la piscina, el parqueadero, un centro comercial, las calles.

Pero hay unas que van más allá de registrar una presencia en un punto determinado porque tienen la capacidad de reconocer rostros y, gracias a la base de datos que construyen las autoridades -imágenes de capturados y/o reconocidos- dar con identificación y antecedentes, para quienes los tienen.

Juan Guillermo Gómez, directivo regional de Intelligent Security Systems, proveedor de estos dispositivos para la Alcaldía de Envigado, explicó que “el reconocimiento de rostros funciona bajo una plataforma de análisis inteligente de video y se basa en algoritmos que permiten detectar y capturar múltiples caras en tiempo real con efectividad superior al 90%”.

Publicidad

El sistema tiene la capacidad de reconocer cambios en la piel, en el cabello, si usa anteojos, entre otros, registra el video y archiva en la base de datos con fecha, hora y cámara, agregó Gómez.

Cada persona tiene un mapa biométrico facial, que es comparado con una base de datos que, dijo Gómez, está siendo construida y administrada por la Dijín de la Policía, siguiendo protocolos que respetan las normas de protección de la privacidad y los datos de los ciudadanos.

Su función principal es de seguridad, pero también pueden ser utilizadas para localizar personas extraviadas, efectuar controles de acceso a instalaciones oficiales e identificar comportamientos que afecten la convivencia.

Envigado invirtió cerca de $2.700 millones en la instalación de cámaras de este tipo en sus calles.

Envigado cuenta con cuatro cámaras de reconocimiento facial. Medellín, solo en el estadio Atanasio Girardot, tiene 170. Mateo Escobar, del Comité de Fútbol de la Alcaldía, señaló que estas herramientas les ha servido para fijar sanciones a personas que por venta de licor y de estupefacientes o que ingresaron de forma indebida.

En el control de las cámaras laboran ocho personas, la mayoría integrantes de la línea 123 del Sistema de Información de Seguridad y Convivencia.

“Las cámaras de reconocimiento facial tienen un match de reconocimiento del 80%. Primero hacemos una verificación con los datos de la persona y luego establecemos sanciones”, cerró Escobar.

Publicidad