Calidad del aire en Medellín, la más crítica en los últimos años

 El Área Metropolitana elevó a máxima la alerta por la calidad del aire en la ciudad, que en este momento supera el doble de lo permitido.
 
contaminacion aire archivo PANORAMICA
 
Foto archivo. 
 
Por José Fernando Serna Osorio
 

Todos los puntos de medición de la calidad del aire que el Área Metropolitana tiene en el Valle de Aburrá han marcado los niveles más elevados en contaminación atmosférica desde que se realizan mediciones, razón por la cual pidieron extremar todas las medidas de autocuidado.

Carmen Elena Zapata, directora de la Red de monitoreo del Calidad del Aire, aseguró que el fenómeno de bruma que se ha visto en los últimos días en la ciudad se debe a que han llegado hasta el valle partículas de arenas del desierto del Sahara, de incendios en el oriente del país que se suman a los índices de contaminación habitual que no han podido ser evacuados por las condiciones climáticas que se viven en Medellín, lo que ha derivado según ella en “episodios críticos, es decir se ha superado los estándares de la norma colombiana”. 

Por ejemplo, aseguró la experta que en las estaciones que tiene el Área Metropolitana en compañía de varias universidades para monitorear la calidad del aire, se detectó que el 9 de marzo se estuvo dos veces y media por encima de los estándares establecidos por la ley para la calidad del aire. Esos niveles dejan a Medellín y municipios aledaños con uno de los niveles más elevados de contaminación atmosférica del país, incluso por encima de Bogotá. 

María del Pilar Restrepo, Subdirectora ambiental del Área Metropolitana, recomendó a los ciudadanos no hacer deporte entre las 6 y 10 de la mañana, que es el momento en que hay mayor concentración de partículas contaminantes en el aire, al igual que no salir a la calle con bebés y adultos mayores, quienes son los mas vulnerables a las afectaciones respiratorias. La funcionaria asegura que el fenómeno no se podría superar hasta finales de marzo o la primera semana de abrir. 

El fenómenos ambiental que no ha permitido una adecuada dispersión de las partículas contaminantes sobre el valle de Aburrá también ha obligado a mantener cerrado o con restricciones buena parte del tiempo al aeropuerto Enrique Olaya Herrera de Medellín.