Buscan padrinos para Paseo Urbano

 
 
   
 

Conceder un plazo adicional de 35 días al contratista tiene su razón en el surgimiento de nuevas tareas durante los trabajos, y que se decidieron hacer por su necesidad y conveniencia, por eso la construcción del acueducto, además de la decisión en el curso de las obras por pavimentar la totalidad del trayecto, y aportar una variable más a la amable cara de este sector, informa Luis Alberto García.

Una milla que brilla

El bienestar de la ciudadanía es el objetivo fundamental del grupo de veedores ciudadanos de este proyecto, que en palabras de Francisco Humberto Tobón, miembro de la Veeduría, corrobora lo expresado por Luis Alberto García, al informar que las obras están muy adelantadas y por ende ya es visible uno de sus logros principales: el embellecimiento de la zona conocida como la Milla de Oro.

Francisco Humberto Tobón está a la espera del funcionamiento de otro de los pilares de estas obras, la óptima circulación vehicular; comenta que el paso a seguir después de la entrega de las obras por parte del Municipio, radica en dos variables de gran importancia para que los objetivos se cumplan, una de ellas es el adecuado uso del espacio público, “que se controle y evite el aumento de venteros ambulantes”, y la de mayor trascendencia, la utilización establecida de las zonas para recoger y dejar pasajeros.

“Construyeron unos paraderos de buses que desde el principio son mal usados, lo que afecta la fluida circulación del tráfico; esto se puede controlar mediante la intervención del Tránsito y una campaña de cultura con los pasajeros y choferes, dice Francisco Humberto Tobón. “Todos debemos poner desde nuestro papel, la persona que vive cerca al lugar de su trabajo, los que salen a almorzar por la zona cerca al trabajo y van en vehículo, los transeúntes para que respeten sus espacios y los de la naturaleza, los conductores para que ayuden a educar al pasajero y viceversa, todos con el fin de hacer de esta zona, una franja de cultura urbana donde se encuentre de manera armónica el uno con el otro y con la ciudad”, agrega.

En un futuro no muy lejano pues ya se ven casos, se esperan carros deteniéndose a esperar que los peatones pasen, autos y motos a velocidades normales, cero pitos, cero peleas, mínimo riesgo de accidentes, transeúntes conscientes de cruzar por donde está indicado, una zona y un recorrido que reflejen un avanzado estado de sentido y conciencia, de que la vida en la ciudad corresponde a todos y cada uno de sus habitantes.

Adoptar, una acertada opción

Los separadores brindarán un importante aporte a la estética de la zona, reciben un tratamiento de siembra de matas rastreras, tango y barquillo, que no requieren un estricto mantenimiento, sin embargo “sí agradecerán que se les de por lo menos el tratamiento básico”, dice Luis Alberto García.

En esta medida, se está trabajando en una propuesta gracias a algunas personas que se han visto interesadas en ayudar a la Alcaldía en esa gestión de consolidar un compromiso, por parte de entidades y empresas asentadas en esta zona, con el fin de adoptar tramos del separador y velar por la belleza de las matas.

El llamado es a que las personas y las empresas se vinculen a esta idea y apadrinen unos metros de tierra. Así mismo, Luis Alberto García hace un llamado a la ciudadanía en general, particularmente a los peatones de la zona, para que se abstengan de hacer cruces por donde es indebido, por eso se ha dispuesto de un mayor número de cruces, entre ellos los que la gente ha marcado de manera informal como cruces cotidianos.

Es deber, no solo desde la responsabilidad o la ley, sino desde la convicción y la razón, cuidar de lo que pertenece al ciudadano, una idea que la Administración Municipal y los líderes cívicos quieren inculcar para que el Paseo Urbano de la Avenida El Poblado se convierta en un trayecto digno de recorrer y funcione como referencia al convertirse en un foco de cultura ciudadana. Los interesados en aportar ideas para la inauguración de estas obras pueden escribir

 
 

Todos y cada uno debemos aportar

El 10 por ciento de los viajes que se realizan en El Poblado son desplazamientos cortos que pueden normalmente hacerse a pie, un porcentaje que representa una cifra importante y que incide de forma notoria en la movilidad. Gracias a las obras de la Avenida El Poblado, que dignifican y mejoran el espacio público, estos recorridos tendrán una cara más cordial que motive a los habitantes a recorrer estos transcursos sin el uso del vehículo.