Breves de la tierra (Febrero)

La Ley Forestal

Al final de la última legislatura el Congreso, a pupitrazo limpio, aprobó la Ley Forestal. No valieron las súplicas y razones de los expertos, de la comunidad científica, de los exministros de Medio Ambiente, las ONG, las organizaciones indígenas y afrodescendientes, todas fueron desechadas olímpicamente. Se hicieron celebres las frases: “Hay intereses oscuros para que no se apruebe la Ley Forestal” “¿Será que hay algunos sectores interesados en que se mantenga el statu quo y se siga atentando contra el bosque natural?” “¿Será que hay personas que tienen negocios de reforestación y no quieren que nadie pueda competir?” “Las críticas obedecen a la mitología surrealista”. “Su aprobación fue un triunfo para el país”. “El mejor regalo para Colombia”…

Cuando ya todo parecía consumado y se daba por segura la sanción de la Ley, el Presidente aceptó reunirse con los exministros de Medio Ambiente y escuchar sus preocupaciones. En tres horas de reunión se escucharon las voces y razones ignoradas durante más de un año. Una vez oídas, el Primer Mandatario decidió devolver la Ley al Congreso con once puntos objetados.

No se puede cantar victoria; hay que estar pendientes de que se honren los compromisos adquiridos y nuestras selvas y bosques se salven de la voracidad comercial.

De todas maneras un buen número de congresistas y funcionarios del Estado le deben al país una explicación.

Mecanismos de desarrollo limpio

El martes 24 de enero asistimos por invitación del gobierno de Austria, Corantioquia y Generadora Unión, a la presentación del Proyecto Hidroeléctrico Agua Fresca y su registro como proyecto MDL (Mecanismo de Desarrollo Limpio), ante la Convención Marco de Cambio Climático de Naciones Unidas (UNFCC).

Queremos destacar entre otras: El Proyecto Hidroeléctrico Agua Fresca ubicado en el Municipio de Jericó, primer proyecto MDL colombiano permitirá la utilización de certificados de emisiones de carbono (CER) propuesto en el Protocolo de Kyoto, adquiridos por el gobierno de Austria.

La política de Corantioquia de convertirse en una entidad que no solo expide licencias y hace control de los proyectos en su jurisdicción, sino que llega hasta ellos y se convierte en un orientador de la gestión ambiental.

La formulación de su política de producción más limpia, partiendo de principios ambientales mundiales y nacionales.

Los patos en la laguna

Producen un gran malestar entre los operadores de turismo y quienes se preocupan por el buen nombre de Colombia, las instrucciones que advierten a los turistas extranjeros la peligrosidad de nuestro país. ¿Cómo se podrá advertir a numerosas especies migratorias el peligro de muerte que corren al visitarnos buscando el calor del trópico durante la época de invierno en el Norte o el Sur?

Los cinco mil patos canadienses envenenados en La Mojana y el enterarnos de que es una práctica que lleva más de diez años, produce en los ambientalistas y en las personas más sensibles un sentimiento de dolor y asombro; a otros no les importa.

La razón principal: la pobreza. Los responsables, los autores del ilícito y las autoridades sordas y ciegas que tenemos. Estamos tan acostumbrados a la muerte que poco interesan cinco mil patos menos. Educación, trabajo, sensibilización, responsabilidad, son el mejor remedio para este grave problema.