Bravo, Beatriz Restrepo

Bravo, Beatriz Restrepo
En un lindo y acogedor rinconcito de La Aguacatala.

En un lindo y acogedor rinconcito de La Aguacatala, dio apertura a su tienda Beatriz Restrepo, quien hasta ahora, y pasados diez años largos, siempre se mantuvo a puerta cerrada. La Bayadera y luego una oficina en la misma Aguacatala vieron pasar por allí a muchas personas que se deleitaban con los exquisitos objetos, las variadas vajillas y cubertería, la exclusiva lencería y las selectas piezas de arte y artesanía que tenían en esos lugares su sitio de exposición. No fueron pocas las voces que una y otra vez la animaron para que se decidiera a tener un sitio abierto, con mayor proximidad a sus acertadas selecciones y colecciones, importadas desde varias casas de Europa, Canadá y Estados Unidos. El momento llegó, el lugar se inauguró. Una construcción minimalista en la que toman verdadero protagonismo los objetos con la acostumbrada buena disposición que ella les elige a cada uno y, sin temor a equivocación, resumen de su trayectoria en estas lides de la siempre encantadora Beatriz Restrepo, con quien se puede comunicar en el 314 1647. Bravo, pues, por su atinada decisión.