Bosques de La Aguacatala espera respuesta del Alcalde

 
 
   
 

“El Alcalde leyó la carta, pero se la remitió a la Secretaría de Planeación y al Área Metropolitana, para de esa manera escribir una respuesta conjunta que será enviada en el curso de la semana”, expone María Janet Madrigal, comunicadora de Obras Públicas y Medio Ambiente. En ese sentido, Jaime Pizarro, Director de la Unidad de Vías y Transporte, se encuentra elaborando la respuesta, pero por el momento se abstuvo de comentar su contenido. Esta carta será firmada por Federico Restrepo, Secretario de Planeación, el Área Metropolitana y el propio Alcalde de Medellín.

Bosques de la Aguacatala

Luis Alonso Yepes comenta que decidieron escribirle directamente al Alcalde, pues desde enero 31 suscribieron un pacto con el Área Metropolitana. En esa fecha, la entidad ambiental se comprometió a aportarle a los residentes, los resultados de los estudios de impacto ambiental, contratados con la Universidad Pontificia Bolivariana y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, en los que se analizaba la medición del ruido y los efectos de la contaminación de gases y material particulado. Afirma que “tuvimos que recurrir al Alcalde porque el Área está dilatando las cosas y no ha querido responder a un derecho de petición para obtener esa información”. Existe oposición al inicio de las obras, dice, porque el estudio ambiental que presentaron ante el Ministerio de Medio Ambiente para obtener la licencia está mal ejecutado, pues no contempla de manera detallada, los impactos ambientales de la iniciativa. Por todo lo anterior, escribieron la carta al burgomaestre, radicada el 26 de abril, pero hasta la fecha no han recibido respuesta.

Pero no se conformaron con ese mensaje y escribieron otra carta el 9 de mayo, a la Dirección de Licencias Ambientales del Ministerio de Medio Ambiente, con el fin de adelantar una audiencia pública. En esa hipotética reunión con la comunidad, solicitan que el Área como entidad ejecutora de la obra y el ministerio como autoridad que otorgó la licencia, expliquen en conjunto el impacto ambiental del proyecto.

Aires ambientalistas

“En el debate promovido desde el Concejo, el concejal Carlos Chaparro expuso que la licencia ambiental estaba supeditada a una concertación con la comunidad, hasta el momento inexistente”, expresa el ambientalista Julio Jiménez. Para cumplir ese fin, el Grupo Fauna, en colaboración con el urbanista Luis Fernando Arbeláez y el concejal Chaparro, también estudian la posibilidad de solicitar una audiencia pública al Ministerio de Medio Ambiente, en la que sea posible discutir la iniciativa, cara a cara con la comunidad.

Así mismo, Jiménez observa como un verdadero absurdo y un disparate, que el Área afirme que los ambientalistas están sobredimensionando los alcances reales de la obra. “Cuando se trata de los árboles, siempre aportan información inexacta y fragmentada sobre los ejemplares que se van a talar. Ayer estimaron cierta cifra y mañana aparecen con otra”, cuestiona el ambientalista. Además, expresa que en un informe publicado por la propia entidad, en el que analizan los puntos más críticos de la ciudad en materia de contaminación ambiental, figura el sector de la Aguacatala. Entonces, reflexiona, es irónico proponer una obra de ese calibre, en un sitio crítico, para perjudicar a los residentes con mucho más ruido y contaminación.