Benditos bikinis

 
 
   
 
Estas son las creadoras de la muy alegre marca de swimwear Agua Bendita, Mariana Hinestrosa y Catalina Álvarez. Ellas aseguran ser el complemento perfecto de empresarias y tener un gusto idéntico. Tal vez sea cierto pues mientras se pisan y terminan las frases una a la otra, queda claro que una de las dos es más apasionada, una es más expresiva, una se ve más fuerte y otra más empoderada. No ayudan mucho a sacarnos la idea del tallaje perfecto pero sus diseños son soberbios.

¿Cómo es Agua Bendita?
Catalina Álvarez: Los colores son demasiado alegres, siempre tiene algo de lúdico, juguetoncito, es maximalista pero de una manera bien llevada, no pegotudo, con combinación de texturas, colores, bordados, estampados.
Mariana Hinestrosa: Las manualidades son muy importantes; trabajamos con artesanos de muy bajos recursos y los guiamos, además todas las telas son importadas de España.
CA: Queremos usar toda esa manualidad y artesanía colombiana pero de una manera más vanguardista con alta tecnología, que nunca se vea como artesanía colombiana. Por ejemplo la mola es divina pero la hacemos en pulpo, sirena, pirata.

Ese maximalismo se ve mucho ¿cómo se diferencian?
CA: Nos copian mucho pero si nos copian es por buenas, nosotras queremos una marca que proponga un estilo de vida y no que siga tendencias de la moda. Todo el tiempo buscamos cómo imponer. La tela es demasiado importante; tratan de copiarnos pero usan una telita malita.
MH: No escatimamos en los costos de una prenda, la gente puede pensar que Agua Bendita es costosa pero es que a nosotras no nos da miedo meterle costos a una prenda así salga costando 200 mil pesos, que es mucho para la capacidad económica en Colombia.

¿Cómo crece una empresa como esta?
MH: Nosotras no terminamos la universidad porque al final de la carrera teníamos que trabajar en ropa masculina y como ya teníamos empezada la empresa, dijimos que queríamos trabajar en nuestra marca y nos dijeron que no.
CA: Lo que necesitábamos era tiempo porque llegaban las vacaciones y hacíamos 40 vestidos de baño y necesitábamos 100. Decidimos dedicáramos a eso y después volver a la universidad cuando organizáramos un poquito la empresa pero esto se disparó. Creció sin recursos, sin nada, del trabajo de nosotras dos. Aprendimos de todo: contabilidad, confección, materiales, moldería, insumos, administración, exportación.

¿Estos vestidos de baño son solo para cuerpos benditos?
CA: Es para un espíritu joven, una mujer que se cuida, que le gusta estar divina, va al gimnasio, come saludable. Obviamente tiene la ventaja que es una prenda que llama más la atención que el gordo y la celulitis. Si es una persona flaca pues el complemento es perfecto, la diosa, la sirena divina.
MH: Para llevar una prenda de estas se necesita seguridad. Llaman mucho la atención, te van a mirar, así seas talla 4 ó 10. Claro que yo no pensaría en una talla XL para Agua Bendita pero una L… sí.
CA: Talla L sí hay, ¿viene siendo qué? ¿Un 9?

¿Cómo ha cambiado el negocio desde las portadas de Sports Illustrated y Maxim y de qué otras formas evalúan sus resultados?
CA: Es impresionante, tener esa portada es entrada fija a los almacenes de Estados Unidos, ellos saben que eso es calidad.
MH: Además exportamos a Estados Unidos, México, Venezuela, República Dominicana, Francia, Italia, Japón, Uruguay, Costa Rica.
CA: Diseñar es lo más fácil, pero pensamos mucho que uno no se puede quedar como diseñador. Nos interesa ser una marca de consumo más comercial pero en el rango de Agua Bendita; productos súper únicos y súper alta calidad, de precios altos y de estrato altísimo.

Las sociedades son como los noviazgos, pueden empezar perfectos y terminar muy mal.
MH: ¡No qué pereza! Cuando estamos en una feria en otro país pensamos “esto sería horrible si uno está solo”. Las dos hacemos todo, sabemos que somos tan compatibles que eso nos da más confianza al tomar decisiones. Hay cosas que cada una hace mejor y tenemos el mismo gusto pero personalidades muy distintas
CA: No es inseguridad pero si uno duda es más fácil preguntarle a la otra y decidir juntas. Tenemos el complemento perfecto, si las dos tuviéramos el temperamento mío nos la montarían y si las dos tuviéramos el de ella nadie nos querría por bravas.¿Además de vestidos de baño para donde va esta marca?
MH: Queremos crear el look completo, que la niña tenga su bolso, los zapaticos que van con la pinta. Vamos a sacar busitos para las tardes en la playa, sudaderas bonitas para ir a caminar y también va a haber ropa interior.
CA: Es que es un vestido de baño divino entonces todo es importante, necesitás un bolso divino para guardar las cosas porque si sacás un bolsa de plástico, ¡chao! Si te vas de areta ‘baratonga’ tampoco sirve porque ya llevás tu pinta armada.

Colección nueva y participación en Colombiamoda
CA: La colección nueva está inspirada en los cuentos de hadas, todo es lindo y mágico. Es Agua Bendita pero más evolucionada, la manualidad va más allá.
MH: Queremos que se sientan salidas de la realidad y la modelo va a ser Ana Sofía Henao porque al verla la definimos como nuestra hada. Para Colombiamoda vamos a lanzar la colección 2009. Va a ser el cierre de la feria y le vamos a abrir la pasarela a Custo Barcelona. Es nuestro ídolo, es un orgullo y es como un sueño hecho realidad.