Manila no quiere ser otro parque Lleras

Realizaron un plantón pacífico en la carrera 43F con el fin de ser escuchados y poder recuperar la seguridad, el espacio público y la movilidad en el barrio.
subirplanton
 Que Manila se está convirtiendo en otro Lleras, que en Manila ya no se puede vivir, que en Manila lo único que hay es drogas, son las preocupaciones expresadas en el plantón que se está llevando a cabo desde las 11 am y el cual terminará a las 2 pm.

Según habitantes del sector, “Manila pasó de ser un barrio residencial a mixto y hoy alberga uno de los sectores comerciales más importantes de la zona. Poco a poco se han ido incrementando la inseguridad, la invasión del espacio público, el microtráfico y la explotación sexual”.

Con esta movida, a la cual asistieron unas cincuenta personas, se le quiere comunicar al alcalde, Federico Gutiérrez, las inconformidades que tienen en el sector. Son producto del olvido que, según ellos, han sufrido en los últimos meses.
“Lo que estamos buscando es que la Administración Municipal nos apoye porque no queremos ser el Lleras 2. Ya no nos provoca salir a la calle, queremos es una Manila en paz, residencial, no solo comercial”, enfatizó Luis Octavio Ardila, presidente de la Junta de Acción Comunal.
Jaime Mejía, concejal del Centro Democrático, quien asistió al plantón, señaló que es “muy válido que la ciudadanía manifieste su inconformidad por la proliferación y el crecimiento de hostales y de la parahotelería, que han venido incrementando los casos de prostitución en el sector”.

Además, el funcionario agregó que es necesario que las autoridades colombianas expulsen a los extranjeros que vengan a cometer delitos o que vengan a ejercer el turismo sexual.

“Hay que recuperar a Manila”, fue la frase más reiterada en el plantón cívico.