Avenida 34 viene con nuevo diseño y más obras con la misma plata

Avenida 34 viene con nuevo diseño
Con el cambio de diseño se evitó, según la Alcaldía, la tala de unos 400 árboles.

Esta semana el contratista del proyecto de la que hace parte del plan de Valorización, inicia trabajos en el tramo de Provenza, después de que la obra estuviera paralizada por 30 meses.

Por Daniel Palacio Tamayo / daniel.palacio@vivirenelpoblado.com 

Superada la discusión ambiental que tras una acción popular obligó al cambio de diseños de la ampliación de la avenida 34 en el barrio Provenza, esta semana el contratista Consorcio Urbano Avenida 34 iniciará los trabajos en uno de los tramos de la obra que es considerada la espina dorsal del proyecto de valorización de El Poblado. El consorcio está conformado por Ingevías, Explanan y Trainco.

Ahora los retos de Fonvalmed se concentran en mitigar los impactos de la ejecución de los trabajos en una de las zonas comerciales más importantes de la comuna 14 y en la planeación de las obras de los otros tramos de la avenida 34, que quedarán a cargo de la siguiente administración municipal.

César Giraldo, director de Fonvalmed, afirmó que el contratista ya inició actividades preoperativas y de actas de vecindad. La obra física podría tardar unos diez meses. El funcionario explicó que la ejecución, por motivo de la acción popular, viene con novedades en los diseños: “al no tener que tocar la zona del bosque –protegido en principio por un juez— la obra vale menos, pero el contratista pidió una ejecución mínima de 14.600 millones para no afectar sus finanzas. Por eso estamos pensando en modificar el alcance, ya sea con obras adicionales al sur o al norte”, explicó Giraldo.

Para José Fernando Álvarez, de la Mesa Ambiental de El Poblado, el cambio de los diseños de esta obra fue un gran triunfo ciudadano, pues se logró la conservación del corredor ambiental y se alcanzó una concertación entre comunidad y gobierno.

Comerciantes, atemorizados

Los comerciantes han manifestado, en su gran mayoría, que esta es una obra necesaria, pero señalan los temores frente a los perjuicios que les pueden ocasionar las incomodidades durante su ejecución. Los responsables, por su parte, se han comprometido a que los trabajos se realizarán con el menor traumatismo posible.

Juana Cobollo, comerciante pionera de Provenza, dice que “todos estamos muy asustados con la obra, porque nos van a bajar las ventas, sin duda eso desubica las personas, los costos fijos son altos y eso se puede traducir en un recorte en empleados”, además teme que el resultado del proyecto se distancie de lo prometido.

Por eso en el comercio formal de Provenza quieren que esa intervención física se convierta también en el pretexto para acelerar una iniciativa de regularización y explotación del espacio público.

Samuel Restrepo, de El Social, cree que el resultado será positivo debido a los mejoramientos en la estética y el paisajismo de la zona, además de la intervención de los andenes. “El número de celdas de parqueo se va a disminuir, pero yo creo que hay que apostarle a que la gente use transporte público”, afirma.

Restrepo considera que esta es la oportunidad para que se termine el tire y afloje entre comerciantes y entidades de control. Lo que pretenden los dueños de bares y restaurantes de la zona es que se consolide una alianza público privada donde se les autorice el uso de una franja del espacio público a cambio de una contribución al Municipio.

Lo que viene

Para el tramo de la 34 entre la virgen de La Aguacatala y Los Balsos, César Giraldo espera tenerla contratada entre noviembre y diciembre. Lo que sí quedará pendiente para la siguiente administración, admitió, es la ejecución del tramo entre Los Balsos y Provenza, que contempla la construcción de dos intercambios viales en Los Parra y Los González, pero que, según él, no se pueden iniciar por ahora por los trabajos que se desarrollan en la transversal Inferior.

Sube la calificación crediticia de Fonvalmed

Fitch ratings, la calificadora de riesgo, aumentó a AAA la calificación crediticia de Fonvalmed, lo que, de acuerdo con su director, les permite acceder a tasas de interés más competitivas y demuestra los resultados de la gestión financiera en cuanto al “recaudo, la cartera recuperada a través del cobro coactivo y persuasivo, las cuentas prepagadas y las expectativas con la ejecución de las obras”.

De acuerdo con Giraldo, para terminar las obras “es posible que en 2021 se requiera un crédito de 3 mil millones y, en 2022, de unos 10 mil millones”, que se pagarían en 2023 y 2024, según el cierre del proceso de recaudo.