Avanzan obras en la Regional en medio de la polémica

 
 
   
 

Concertación con urbanización vecina
“Elaboramos una nueva solicitud para realizar una audiencia pública, pero hasta la fecha, el Ministerio de Medio Ambiente no ha dicho nada”, expone Luis Alfonso Yepes, Presidente del Consejo de Administración de Bosques de la Aguacatala, que aprovecha la ocasión para comentar los avances de la concertación con el Área Metropolitana en cuanto a las medidas de mitigación. Dice que están trabajando en temas puntuales de tránsito, como la reorganización del paradero de buses y el acopio de taxis aledaño a la unidad residencial y trasladarlos cerca al Intercambio Vial La Aguacatala. Asegura que la licencia ambiental otorgada para la construcción de la vía, debería incluir el trasplante total de los árboles en el propio sector para contrarrestar la contaminación del aire con material particulado. Por otro lado, los residentes esperan por parte del Área la entrega de los diseños para ampliar la jardinera adyacente al cerramiento de la urbanización en la que serán trasladados algunos árboles. En cuanto al ruido, sigue en estudio la posibilidad de construir un muro paralelo a la obra que estaría incluido en el presupuesto del proyecto, y que serviría de barrera protectora.

Habla el Director del Área
“Es necesaria esa intervención, porque la Regional se encuentra en un nivel de saturación muy alto, pues es una vía en la que transitan en promedio 60 mil vehículos por día y en horas pico hemos medido el paso de 7 mil vehículos por hora, lo que nos indica que esa zona colapsaría en cualquier momento. Eso es evidente cuando algún carro se queda varado y hace un taco infernal”, responde Ricardo Smith, Director del Área Metropolitana. Afirma que es una obra planeada desde hace más de 50 años y siempre ha estado incluida en los planes de movilidad de la ciudad; además constituye la solución ideal para mejorar la movilidad de la Regional que está integrada a la troncal más importante del occidente del país.
Uno de los temas que más causa polémica se relaciona directamente con la tala de árboles. En la actualidad, 1.671 están sembrados en el sector y la licencia ambiental autoriza el corte de 371; sin embargo, el Área solo considera talar 290. La licencia establece además que por cada árbol talado sembrarán otros cinco, 1.855 árboles nuevos en total, aunque puede ser en otra parte de la ciudad. Eafit y algunas urbanizaciones cercanas han pedido que parte de esa siembra sea en sus predios.
En cuanto a los árboles transplantados, 417 en total, 172 quedarán en la zona y 145 serán destinados para proyectos de La Alcaldía.

Los ambientalistas
Para el concejal Carlos Chaparro existen varios puntos para impugnar la licencia ambiental del proyecto, pues a su juicio, cuando esta fue solicitada, la socialización con la comunidad fue escasa. Adicional a eso, afirma, la licencia ambiental establece que el tramo entre Zúñiga y el Politécnico debería estar clasificado como zona verde de uso para retiro. “Si Planeación Municipal consulta el Plan de Ordenamiento Territorial y determina que el uso de ese espacio es diferente al de una zona verde con uso de retiro, entonces el Ministerio otorgó la licencia sobre la base equivocada”, plantea el Concejal. 
“El 6 de julio, por solicitud del concejal Chaparro, se programó una reunión con el Área Metropolitana en la que no participaron las directivas de la entidad, lo cual es una falta de compromiso con la ciudadanía”, opina el ambientalista Julio Jiménez.
El Área Metropolitana planea dejar lista la obra para principios del próximo año. Mientras tanto, las voces en contra o a favor de la iniciativa se tornan cada vez más irreconciliables.