Av. 34: Sin metroplús

La primera etapa es una herencia del gobierno anterior y en su concepción era más parecida a la vieja idea de la Transversal Intermedia, aunque con algunos toques que la hicieran ver diferente. Uno de esos toques era la idea de que en una posible segunda etapa, se haría el corredor exclusivo para el metroplús. Desde entonces en los escritorios de los planificadores estuvo el metroplús como uno de los ingredientes del corredor urbano que sería la Avenida 34; y eso se convirtió en una de las frases de presentación de todo el proyecto, pues se decía que La 34 privilegiaría el transporte público y a los peatones. Así se le dijo el entonces Gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano, Alejandro Echeverri, entidad encargada del proyecto, a Vivir en El Poblado hace un año: “(…) la Avenida 34 se concibe como un corredor urbano, con cruces semaforizados, que no dividirá el barrio en dos como lo hacen las grades avenidas. Al contrario, se tiene pensado hacer una vía que solucione los problemas de movilidad del automóvil particular, pero que además ofrezca una solución al transporte público, a los peatones, y a otros medios de movilización como las bicicletas, que una los barrios”.

Y con esa idea se ha venido trabajando. Al principio, cuando el Alcalde hizo la presentación pública mencionada arriba, los fotomontajes que mostraban cómo sería La 34 incluían el metroplús, pero en la medida que el proyecto se ha ido afinando y tomando cuerpo, este se quedó por fuera. Eso no quiere decir que no se hará; a lo mejor sí, algún día, como le explicó Luis Alberto García, encargado de administrar la ejecución de los proyectos del Plan, pero no como estaba concebido inicialmente.

¿Por qué? Básicamente porque no sería atractivo para un concesionario privado (el proyecto de metroplús en toda la ciudad se operará en este esquema) pues las proyecciones iniciales de uso hablan de 8 mil a 10 mil usuarios diarios en esta línea y para que sea rentable deberían ser aproximadamente 100 mil, cantidad de pasajeros que no se alcanzaría hasta dentro de unos 15 años, según explicó García.

Sí queda en los planes de la segunda etapa de La 34 el espacio reservado para la construcción de lo que podría llamarse un metroplús liviano, son palabras de García, en el que las estaciones serían de dimensiones acordes a las necesidades y en la que no habría un carril exclusivo para el sistema, pero sí carriles de sobrepaso en los paraderos. Ese posible metroplús liviano no hará parte de la segunda etapa de La 34 que se pagará por valorización en el Plan de Ordenamiento de El Poblado.

Cuando este anuncio se hizo público, hubo algunos reparos ciudadanos, fundamentados en que ahora el Gobierno Nacional está comprometido con el metroplús en Medellín y no se debería dejar pasar la oportunidad pues más adelante quizá la Nación no sea tan generosa. Esos reparos parece que no han tenido mayor eco.