Aún nos falta

Llegado el momento en que se considere la posibilidad de erradicar un mecanismo como el del PP, resultará más difícil mientras mayor sea el número de ciudadanos que lo utilicen

En los últimos nueve años de votación, la participación de la comuna 14 en las Asambleas Barriales y Veredales de Presupuesto Participativo ha tenido una fluctuación mínima, para bien y para mal, pero este año el asunto parece tener otra cara. En 2010, la Secretaría de Desarrollo Social de Medellín (hoy Secretaría de Participación Ciudadana) informó que en El Poblado votaron 1.789 personas que eligieron a 52 delegados. En 2011 el número bajó a 1.554 personas que votaron por 47 delegados. Para 2012 la cifra tampoco alcanzó los 2.000 votantes y al año siguiente, en 2013, descendió a 1.219 votos. En 2014 no se realizaron las elecciones y en 2015 (31 de mayo) la sorpresa fue grande: en El Poblado, 2.818 personas votaron para elegir a los delegados que integrarán la asamblea de la comuna 14 de Medellín. Ellos, con los ediles de la JAL, se encargarán de distribuir, en diversos proyectos, los recursos del Presupuesto Participativo que se ejecutará en 2016. Como lo hemos informado en otras ediciones, para El Poblado se destinarán 4 mil 638 millones de pesos.

Pese a que en esta ocasión se dio en la ciudad la votación más alta en los once años del programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo, y a que la comuna 14 aumentó considerablemente su número de votos, esta aún se encuentra lejos de estar entre las de mayor participación. Comunas que no distan mucho en población de la nuestra, como la 7 (Robledo), nos superan en número de votos: de 2006 a 2015 su participación ha crecido, en términos generales, de forma positiva, al pasar en ese lapso de 2.611 votos a 12.911. No por ello podría decirse que la comuna 7 y su participación tendrán un impacto instantáneo en su calidad de vida, pero sí, como mínimo, se ahonda en el entendimiento de su entorno y de lo que verdaderamente requiere un cambio en sus barrios para contribuir a la equidad y a la igualdad.

Es por eso que desde estas páginas hemos insistido en la importancia de la participación como herramienta de desarrollo social, y aunque nos alegra ver que las cifras indican un mayor interés de los habitantes en la toma de decisiones de la comuna, sorprende que sea más fuerte la participación y el continuo debate de ideas, problemas y soluciones a través de redes sociales y medios digitales, frente a la escasa presencia en el ámbito barrial, donde los resultados podrían ser más tangibles. Así, sigue siendo importante mantener vivo el llamado a la actuación cívica para que cada individuo se pare del lado de los que hacen, más que del que los que observan. Llegado el momento en que se considere la posibilidad de erradicar un mecanismo como el del PP, resultará más difícil mientras mayor sea el número de ciudadanos que lo utilicen. Queda entonces, hasta un nuevo ejercicio democrático, impulsar y comprometerse con la participación diaria en el civismo y en el debate.