Atardecer

Atardecer
Junio ha traído desde lluvias copiosas hasta días de inusitado verano, como el de la fotografía
 Aún no termina la primera temporada invernal del año, que, según los pronósticos, iba hasta mediados de este mes. Sin embargo, un abrebocas del inminente temporada seca se vivió con todo su furor en algunos días de las primeras semanas del mes, cuando se reportaron temperaturas superiores a los 28 grados centígrados. Sin duda, un buen preludio para los paseos familiares y vacaciones escolares de mitad de año.
Este fenómeno climático, según explican los expertos en meteorología del Ideam, es producto del aumento de temperatura del océano Pacífico, luego del paso del conocido “Fenómeno de la Niña”, que con el invierno dejó varias regiones del país bajo el agua.
La temporada de verano, que supuestamente se extenderá hasta agosto, ha prendido las alarmas de los sistemas de emergencias y las corporaciones autónomas de medio ambiente que alertan sobre la posibilidad de incendios forestales por las altas temperaturas. Según datos del Sistema Municipal para la Prevención y Atención de Desastres, Simpad, durante los cinco primeros meses de 2012 se presentaron cerca de 175 en el Valle de Aburrá.
El Gobierno Nacional ha instado en el ahorro de agua para evitar que una ausencia prolongada de lluvias con la llegada del llamado “Fenómeno del Niño”, que en el gobierno de César Gaviria ocasionó el racionamiento de agua, afecte la agricultura y la vida cotidiana.
Aunque por estos días se continúan presentando lluvias, los habitantes de Medellín se preparan para uno de los veranos más calurosos de los últimos años en el país, que en la costa del Caribe ha reportado temperaturas superiores a 38 grados a la sombra.