Así están robando

Así están robando
Una residente de Torre Valquiria denuncia el atraco de que fue víctima

Con el ánimo de que los habitantes de El Poblado se prevengan frente a una modalidad de robo que empezó a hacerse común, Clara* relata cómo lograron los ladrones entrar a su apartamento del sexto piso (Los Balsos con la Transversal Superior) a plena luz del día. Las cámaras de seguridad del edificio Torre Valquiria captaron la manera como la banda de delincuentes logró embaucar al portero de la unidad e ingresar y salir sin contratiempos:

“El miércoles al medio día llega un carro Renault Megane a la reja de mi portería, del cual se bajan cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, bien vestidas. Uno de los hombres saluda por el nombre al portero y le dice que es familiar de alguien de adentro, que salió por la mañana pero que va a volver a entrar y empieza a mover la reja para ingresar. El portero le dice que no lo conoce pero el señor insiste. Le dice que él salió en la mañana cuando se encontraba el otro portero y menciona también su nombre. Acto seguido, el otro señor le dice al portero que viene por un sobre para su hija que vivió en el edificio pero que se fue a Estados Unidos, que por favor lo busque en la portería. En ese momento el primer hombre ingresa (es alto, tiene pelo negro y tez trigueña) le pone la mano en el hombro al portero, repitiéndole su nombre y apellido, y le da la mano. Mientras tanto, las dos mujeres se adelantan a entrar al edificio (vienen de gafas oscuras, son bajitas, una es morena de pelo negro y la otra es blanca de pelo castaño) y el hombre las sigue”.

“El segundo hombre insiste en el sobre y el portero entra a la portería a buscar. Cuando sale a informar que no encuentra ningún sobre, llega una tercera mujer que pregunta con nombre propio por la señora de otro piso; argumenta que le debe una plata de unos perfumes y que ya va a llegar a pagarle. El portero le dice que la señora no está y ella le pide que la deje sentar adentro a esperarla; luego el señor del sobre se despide y le dice que es probable que su sobre no haya llegado. El portero accede a dejar a esta señora esperando en la portería. Estas dos personas se conocen como señuelos o campaneros y son quienes distraen al portero mientras entran los delincuentes que harán el hurto. La señora que se queda en la portería habla por celular, se para, se sienta, le pone conversación al portero e insiste en que debe esperar su dinero porque lo necesita. Entre tanto, el primer hombre y dos mujeres rompen las chapas de mi puerta, entran a la casa, buscan en los cajones, el clóset, cajitas, nocheros y neceseres (esto lo encontré tirado en el piso). Además, aparatos electrónicos (computador, iPad, iPod, etcétera.) Una hora después, salen por la puerta principal aprovechando que el portero esta abriendo la reja para que salga un carro de una persona del edificio. Ellos se meten detrás del carro, el hombre sale adelante, manivacío, hablando por celular, y las mujeres con dos carteras cada una y una de ellas con mi computador debajo del brazo envuelto en una tela. Giran la calle y como “Pedro por su casa” se van con mis cosas. Cuando el portero esta cerrando la reja, la señora de la plata sale también del edificio y le dice que ella mejor se va, que está cansada de esperar y camina en la ruta de sus compañeros delincuentes”.

   

En investigación
“Me pasó a mí, pero según la compañía de seguridad le está pasando a mucha gente; es una modalidad muy utilizada, usan mujeres porque causan menos desconfianza, entretienen a los porteros, van bien vestidos, siempre hay dos señuelos en la portería, con celular, que se relevan, rompen las chapas, roban joyas y aparatos electrónicos; los robos duran aproximadamente una hora y salen por la portería”.
El comandante de policía de El Poblado, teniente coronel Fabio Rojas, informó a Vivir en El Poblado que el video fue remitido a la Unidad Contra Atracos, de la Sijín. Esto con el fin de identificar a los delincuentes y establecer, mediante el cotejo con otros videos similares, si se trata de una misma banda delincuencial o son casos aislados. Entre tanto, David Barrios, jefe de seguridad de la cooperativa de vigilancia Coop Reservis, que opera en todo el país y tiene a su cargo la seguridad de Torre Valquiria y otras tres unidades residenciales en El Poblado, indica que esta modalidad se está registrando a nivel nacional desde febrero de este año. “En El Poblado solo hemos tenido este caso, pero se han presentado modus operandi similares en el barrio Belén y en los municipios de Envigado y Sabaneta”.
*Nombre cambiado por petición de la víctima de robo.