Así cayó lo que quedaba de Space

Implosión Space: El alcalde Aníbal Gaviria se comprometió a continuar el acompañamiento a las familias de las víctimas “para que avancen en rehacer sus vidas y recuperen la esperanza…”
 

“Hoy, por encima de cualquier concepto ajeno, esta Alcaldía (…) tomó la decisión de acabar con el riesgo, de terminar con la amenaza y prevalecer la vida. Una decisión que el gobierno nacional resalta y admira. Acompañaremos todas las decisiones que han tomado hasta el momento, y hasta las últimas consecuencias, porque en este país no podemos permitir, de ninguna manera, que se ponga en riesgo la vida de las personas por intereses ajenos a la gestión del riesgo”.

Estas fueron las palabras que expresó Iván Márquez, director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, minutos después de que Space quedara para siempre reducido a escombros. Pasadas las nueve de la mañana del martes 23 de septiembre, Demoliciones Atila, mediante el método de implosión, demolió las cuatro torres en siete segundos, a lo que subsiguió una nube de polvo que fue controlada de manera inmediata por las máquinas de los bomberos.

Los 30 mil metros cúbicos de escombros serán llevados a una escombrera de la constructora CDO, en un horario de seis de la mañana a seis de la tarde de lunes a viernes, tal como lo aseguró Carlos Mario Montoya, director de Área Metropolitana; una vez esté limpio el lote, será entregado a la propiedad horizontal. Hasta última hora, la constructora CDO, en cabeza de Álvaro Villegas Moreno, intentó evitar la implosión. “La demolición de Space es un error”, manifestó Villegas a un medio local y anunció que preparan demandas contra el Municipio de Medellín.

Durante la implosión, algunos apartamentos de edificios cercanos a Space y un automóvil sufrieron daños. Carlos Gil, director del Dagrd, aseguró que estos serán reparados. La implosión de las cuatro torres de Space, se dio siete meses después de que fuera demolida la torre 5 del mismo conjunto residencial.

Qué sigue
Desde el Dagrd se informó que la Universidad de Los Andes entregará los primeros días de octubre el informe técnico donde señalará las causas del colapso de la torre 6 del edificio Space, el 12 de octubre de 2013, situación que costó la vida de 12 personas: un residente del conjunto residencial y 11 trabajadores que hacían trabajos de reparación dentro de la urbanización. Tras cumplirse casi un año de la tragedia, 37 familias propietarias de algunos de los apartamentos de las recién demolidas torres, continúan sin ser restituidas en sus derechos patrimoniales. Diego Restrepo, gerente de Vivienda Segura, comentó que a finales de la tercera semana de septiembre la constructora CDO hizo una contrapropuesta o proyecto de acuerdo, para ser estudiado por las familias afectadas. Cabe recordar que el pasado 2 de septiembre, durante una reunión en la que la Procuraduría actuó como acompañante, estos propietarios de Space habían presentado alternativas de negociación a la constructora. “Esperamos que esta semana manden una respuesta a CDO y logren una negociación”, dijo el gerente de Vivienda Segura.