Arquitectura y Concreto se pronuncia

Sobre el parque ubicado en Los Balsos La Ye

Arquitectura y Concreto se pronuncia

Mediante comunicado, esta firma se refiere al artículo publicado en nuestra edición 552

En nuestra edición del 5 de diciembre pasado publicamos un artículo titulado “Al parque se lo tragó la tierra (Increíble pero cierta, esta es la historia del bosque que se taló para construir un parque público que nació muerto)”. Aunque para escribir la nota intentamos hablar en varias oportunidades con representantes de Arquitectura y Concreto, constructora del parque, no fue posible, tal y como lo mencionamos en dicho artículo. Ahora, en carta enviada a Vivir en El Poblado, el gerente técnico de la firma, ingeniero Juan Mauricio Jiménez, da algunas explicaciones sobre el parque. Su texto es el siguiente:

“Medellín, diciembre 13 de 2013

Asunto: Lote Cesión Municipio de Medellín contiguo a Une.

En respuesta al artículo “Al parque se lo tragó la tierra”, publicado en la edición 552, del 5 al 12 de diciembre de 2013, hacemos llegar nuestros comentarios al respecto:

En desarrollo del proyecto para la construcción de la sede de Une, en el año 2007, se cedió al municipio de Medellín un lote de un área de 11.000 m² como parte de las obligaciones de varios proyectos en los que participó Arquitectura y Concreto. La cesión incluía una cancha en arenilla, además de un amoblamiento urbano aprobado por Planeación Municipal.

Dentro de las obras de adecuación del lote fue necesaria la tala de algunos árboles, según información que consta en el informe técnico 130AN-1007 de noviembre 8 de 2006 de Corantioquia; en el trámite se definieron las medidas de compensación a esta tala, ya cumplidas. Igualmente, se ejecutaron unos llenos controlados para la conformación de la cancha. En la fecha 28 de septiembre de 2007, se entregó el parque a las autoridades municipales según consta en el acta 6507 de 2007.

En la fecha 2008 se empezó a presentar un movimiento de la masa de tierra del lleno por acción de invierno y condiciones geológicas no detectables en la época de construcción. Por tal motivo se iniciaron unos estudios con la firma Inteinsa y Gica, quienes concluyeron que lo más conveniente era retirar el lleno utilizado para la conformación de la cancha removiendo 5.000 m3 de tierra y restituir a su estado original la topografía del lote. Además, recomendaron la construcción de unos drenes horizontales para garantizar la estabilidad a largo plazo de los taludes. Todos los estudios y trabajos se han hecho con el visto bueno del Municipio de Medellín.

Derivado de lo anterior, se hizo necesario adelantar el trámite ante el Área Metropolitana para el permiso de tala de las especies que se sembraron como compensación inicial.
Una vez ejecutados los trabajos indicados se concertará con Planeación Municipal los pormenores para la entrega a satisfacción del parque”.