Arquine llega a Medellín

Una oportunidad para hablar de arquitectura en el Congreso Internacional Arquitectura: Territorio y Ciudad


Camilo Restrepo, arquitecto y fundador de Agenda

Por Luisa Martínez

Arquitectos, expertos, estudiantes y curiosos llegarán al Museo de Arte Moderno –Mamm–, ese espacio que evoca temas como la industria, la transformación urbana, el arte y la creación, y estarán allí durante dos días –el 16 y 17 de julio– para dialogar en el Congreso Internacional Arquitectura: Territorio y Ciudad, realizado por Arquine, en asocio con el Centro de Estudios Urbanos y Ambientales Urbam– Eafit.


Central de Beneficio Farallones, en el municipio Ciudad Bolívar. Diseño y construcción de Agenda, agencia de arquitectura

Arquine, de México, “es la mayor gestora de contenidos de arquitectura y urbanismo en Latinoamérica”, según el arquitecto y coordinador académico del congreso en Medellín, Camilo Restrepo. Desde el año 2000, realiza el Congreso Arquine en ese país para concentrarse en dichos temas. Hoy se conoce como Mextrópoli, Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad, un evento en el que participan personalidades destacadas en el campo de la arquitectura nacional e internacional. En 2014 migra a Chile para construir contenidos, difundir e intercambiar ideas en otros contextos, y ahora llega a Medellín. Esta será la primera edición en la ciudad, donde se espera realizarlo cada dos años.

Las transformaciones urbanas y sociales que ha tenido Medellín en las administraciones recientes han hecho eco. “Medellín se eligió como sede por las experiencias que se han construido en Antioquia, que van desde lo que se ha hecho hasta lo que se hace hoy, por medio de políticas públicas, como, por ejemplo, los parques educativos. Es un modelo donde se utiliza la arquitectura para trabajar, no solo en los centros urbanos, sino también por fuera de ellos”, comenta Camilo Restrepo.

¿Qué van a encontrar?
La mirada a la ciudad y al territorio será desde diferentes puntos de vista, procedentes de Venezuela, España, México, Chile y Colombia, países que actualmente, según Restrepo, “son los referentes latinoamericanos más interesantes en arquitectura”. Desde 2010, cuando se realizó el evento Ciudad Abierta, no se realizaba un encuentro dedicado exclusivamente a este arte y técnica. En compañía de 17 arquitectos, reconocidos por sus propuestas en sus lugares de origen y en el escenario mundial, se hablará de arquitectura en relación con otras disciplinas y fenómenos: el arte, la vivienda, la pedagogía, la geografía, el paisaje, las construcciones informales, la ciudad latinoamericana, las infraestructuras sociales en zonas marginales. Frida Escobedo, Jorge Ambrosi y Gabriela Etchegaray, de Ciudad de México; Miquel Adrià y Josep Bohigas, de Barcelona; Alejandro Haiek, de Caracas; Juan Román, de Talca, Antonio Yemail, de Bogotá, y Alejandro Echeverri y Camilo Restrepo, de Medellín, son algunos de los invitados.


Instalación Maqueta para el Dante, en el Monumento a los Héroes de Bogotá, del artista Alejandro Restrepo. Diseño y construcción de la estructura, por Oficina Informal y Antonio Yemail

Arquitectura en los territorios
Camilo Restrepo es fundador y director de AGENdA, agencia de arquitectura, y miembro de Urbam de la Universidad Eafit. Además de ser el coordinador académico del congreso, será uno de los exponentes. En esta oportunidad presentará la Central de Beneficio Farallones, un proyecto que AGENdA construye desde hace poco en Ciudad Bolívar para la Cooperativa de Caficultores de Andes y Colcafé, para entregarse en octubre de 2015. Ese lugar es donde sucederá todo el proceso que tiene el café desde que es recolectado hasta que es secado. Según el arquitecto, este proyecto es una muestra de los beneficios que puede generar la arquitectura cuando se articula en una serie de procesos económicos, sociales, ambientales, técnicos y tecnológicos, para fortalecer una serie de situaciones que se desarrollan en un lugar. Allí, explica, hay un gran trabajo ambiental, pues se reducirá el consumo de agua, y en cuanto a lo social, 657 familias caficultoras de la región podrán tener mayores posibilidades de calidad y precio para su producto, entre otros beneficios, como mayor tiempo para sus actividades personales. El edificio, que incluye en su diseño la historia de los municipios antioqueños, “va a ser uno de los más grandes de concreto prefabricado de Colombia –de 60 x 35 metros y con una área de 2 mil metros cuadrados–”, afirma Restrepo.

Una mirada a la ciudad: volver a los barrios
La reflexión sobre la ciudad y el territorio llevará de manera inevitable a preguntarse sobre la Medellín que se construye hoy. En aras de la discusión, este es apenas un fragmento de la mirada del arquitecto Camilo Restrepo sobre la pregunta ¿cree que Medellín es modelo de transformación urbana? “Creo que en algún momento se utilizó la arquitectura como instrumento de transformación de la ciudad y eso generó un interés por cierto tipo de acercamiento, que ya no está pasando porque se cambió el modelo de intervención local a un modelo de intervención metropolitana, con proyectos como Parques del Río y el Jardín Circunvalar. En anteriores administraciones había proyectos específicos para comunidades específicas, lo que permite un impacto más localizado y tener más indicadores claros de beneficios”, expresa. Aclara que no está en contra de Parques del Río –de hecho se presentó al concurso de licitación–, pero piensa que por ahora “es más importante intervenir en un barrio con unos indicadores bajos en inversión social, educación, infraestructura, espacio público… que intervenir en un proyecto macro que posiblemente no es necesario en este momento”.

En síntesis, sobre Medellín, Restrepo ve que “se han hecho avances pero no nos podemos creer el cuento de que la ciudad es la más innovadora del mundo. Hay cosas por hacer y creo que hay que volver a intervenir los barrios (…) así como repensar las oficinas de gestión urbana de la Alcaldía de Medellín, como la EDU, la cual debe generar diversidad en quienes piensan, hacen y construyen los proyectos. Estos están siendo mirados desde la misma perspectiva y eso no es bueno para una ciudad”.