Árboles en orden

 

Planificación
Adelantarse a los acontecimientos para tomar de manera oportuna las decisiones adecuadas, por eso se debe implementar la planificación, esta se logra a través de un proceso que garantice que cada acción sobre el arbolado obedezca a objetivos y criterios ecológicos puntuales, para lograr así una decisión acertada que conjugue el análisis de diversos elementos: conocimiento de las características y funcionalidad de las especies, y requerimientos específicos del lugar sembrado, camino que garantizará el enriquecimiento del espacio intervenido en beneficio de la población.

Plantación
Después de elegir el ejemplar de la especie y calidad correctas según el sitio elegido, el paso a seguir es plantarlo de manera apropiada, por eso se recomienda tener en cuenta: fecha y hora de plantación, distanciamiento, transporte, pilón, hoyado, siembra, tutores, riego fertilizado, y reguladores de humedad.

Plantado el árbol, se inicia el proceso de cultivo, si su mantenimiento no es adecuado, es muy posible que el árbol no llegue a convertirse en adulto, y es mejor contar con un número reducido de árboles grandes y vigorosos, que miles de ejemplares pequeños, estresados y moribundos, por eso una vez plantado el árbol, se inicia el proceso de cultivo, pues si su mantenimiento no es adecuado, es muy posible que el árbol no llegue a convertirse en adulto. Para los cuidados del árbol, deben tenerse presentes: riego, plateo, replante, poda de ramas bajas, y abono.

La poda
Uno de los factores de mayor controversia entre los diferente actores del manejo de las coberturas vegetales urbanas es la poda, gracias a los errores graves que con frecuencia se cometen, en ocasiones irreparables, lo ideal es no tener que podar, y eso se logra solo con la adecuada planificación, con lo que se logra no tener que realizar numerosas podas en un mismo individuo. A la hora de podar hay que buscar la asesoría de expertos.

Trasplantes
Cuando no se tiene experiencia o no se cuenta con una buena dirección técnica, se puede ocasionar la muerte del árbol, por eso se recomienda un análisis detallado del material plantado y la selección de los árboles a trasplantar, además de tener con anticipación los sitios definitivos de siembra. Los trasplantes deben programarse con óptima anticipación, formando los pilones de los árboles mínimo una semana antes en individuos pequeños y hasta meses cuando se trata de árboles grandes. Se recomienda hacer el trasplante en época de lluvias, en horas de la mañana y con todos los elementos: cicatrizantes, abonos, enmiendas, hidrorretenedores, más las herramientas adecuadas.

Talas
Se talan los árboles que por sus características, su estado nutricional, fitosanitario o de desarrollo, representan un riesgo para el resto de la población vegetal, afectan los arreglos paisajísticos o conllevan peligro para la comunidad y sus bienes. Recuperarlos puede ser excesivamente costoso o el esfuerzo resulta ser infructuoso, por eso se recomienda un análisis técnico y especializado por un profesional en el manejo de arborización, con criterios íntegros de conservación y el debido permiso de la autoridad ambiental.

El Manual de Silvicultura Urbana para Medellín, tiene el propósito de orientar a la ciudadanía en cuanto al manejo de árboles, proporciona además un listado de 100 especies aptas para sembrar y así crear una mayor biodiversidad; está dirigido a urbanistas, constructores, y en general a quienes intervengan el espacio público y privado, explica Marta Ruby Falla, Secretaria del Medio Ambiente.