¿Apoderados del parque?

El parque ubicado en la calle 14A con la carrera 43F, en el barrio Manila, se ha convertido en un vecino indeseable para el Hospital Infantil Santa Ana. Hasta esa institución donde atienden todo el tiempo a menores de edad con sus familias, llega el olor a marihuana de personas que se tomaron el parque para consumir. Según la directora del Hospital, Cecilia Ruiz Saldarriaga, la situación ha sido tan delicada que ese espacio público terminó siendo vetado como lugar para el juego y el esparcimiento de los niños.