Anime-se a conocer la cultura japonesa viendo dibujos animados

El desconocimiento de estas formas de expresión oriental no solo ha abierto una brecha entre padres e hijos, también ha generado preocupación por sus supuestos efectos nocivos. Se podría decir que cuando nos hablan de anime o manga es como si literalmente nos hablaran en japonés.

Otakus en Medellín

Se llama otaku al aficionado al manga y al anime. Desde hace algunos años, jóvenes otakus se han integrado en grupos y comunidades, con el fin de difundir masivamente estas producciones.

Grupos como Kenshin Gumi, Kaizoku y Tenkuuno manga, Udeanime y de otras universidades como la Nacional, Eafit y UPB, realizan foros didácticos con presentaciones de todo tipo de animaciones. Han creado portales de internet para intercambiar información y opiniones sobre la cultura oriental. Tal es la goma de estas tribus urbanas que en los últimos 4 años, vienen realizando los Cosplay o fiestas donde se disfrazan de personajes representativos de anime, manga o juegos de video.

Se estima que la comunidad de otakus de Medellín es de unas 400 personas.

Lo que no se conoce se estigmatiza

La gran crítica de los padres a sus hijos con el anime es que no enseña nada. Pero la comunidad de otakus asegura que el problema con la televisión es que lo que no se conoce se estigmatiza. Si bien es cierto que la oferta de anime se dedica esencialmente al entretenimiento, estas series despiertan la curiosidad por investigar sobre ciertos temas. “Por ejemplo, Caballeros del Zodiaco llevó a que muchos aprendieran sobre la mitología de varias culturas; la Rosa de Versalles despertó un gran interés por la revolución francesa; Samurai X abrió nuevos horizontes a la historia del antiguo oriente, y eso mismo ocurre con las demás series”, aclara Carolina Isaza del grupo Kaizoku.

El mito de las convulsiones

Se ha dicho que el anime produce convulsiones, pero según los otakus, esta información es tendenciosa, ya que no explica las reales causas de este suceso. “Cuando hay niños o adultos que tienen una tendencia a caer en episodios epilépticos y les dirigen luces intermitentes directamente sobre los ojos, les pueden generar ataques y convulsiones. Eso fue lo que ocurrió en cierta ocasión, y por eso mismo los japoneses advierten que estas animaciones deben verse con las luces prendidas y alejados del televisor”, explica Aura Burbano, miembro de Kenshin Gumi.

El diablo no es como lo pintan

Otra cosa que los padres y adultos deben entender es que el anime es un reflejo de la cultura oriental y sus creencias. De allí que haya dioses y demonios, y otras deidades que representan al mismo tiempo conceptos opuestos como la creación y la destrucción. “Esta misma razón, hace que las comunidades de otakus profundicen en estos temas, para comprender la intención de los autores y evitar que se siga satanizando esta afición”, dice Carlos Andrés Jaramillo de Kenshin Gumi.

Consejos para neófitos

Lo primordial para entrar al mundo del manga y el anime es la paciencia, ya que el acceso a material suele ser restringido por aficionados que bajan títulos por internet para venderlos. La sugerencia es que establezcan contacto con grupos de la comunidad, vayan a las presentaciones y participen en los foros. Si son niños, es muy importante que sus padres los acompañen.

En la actualidad, en Japón se producen por año más de 100 series de anime, de mínimo 13 capítulos de 25 minutos. Debido a esta gran oferta cada vez es más importante generar vínculos para compartir este material.

Una posibilidad para acceder a la música oriental en internet son los programas punto a punto (p2p) que permiten compartir datos, material audiovisual y música entre usuarios.

Si bien muchas producciones se consiguen gratis por internet, para coleccionistas la mejor forma de adquirir originales es por el mercado estadounidense, es más confiable y barato, ya que los costos de envío desde Japón o China llegan a valer 3 ó 4 veces más que en dólares. R

Recomendados

Para aquellos que quieran conocer las mejores propuestas de anime, aquí les va una lista de los títulos infaltables, recomendados por otakus.

  • Clásicos: Rurouni Kenshin (Samurai X), Captain Tsubasa (Supercampeones), Lupin III, Mononoke, Hime, Space Adventure Cobra (Cobra), Cowboy Bebop, Dragon Ball, Centella.
  • Televisión: Fullmetal Alchemist, Gantz (Animax), Naruto y One Piece (pronto en Cartoon Network).
  • Internet o Fansub: Final Fantasy VII, Advent Children (película), School Rumble (serie 26 capítulos), Ghost in The Shell Innocence (película), Bleach (serie), Samurai Champloo (serie 26 capitulos), Read or Die (serie de 26 capitulos).

Más datos exclusivos online aquí