Ando Titiritiando

 

Con tal ánimo el Manicomio de Muñecos presentó su proyecto Ando Titiritiando al Ministerio de Cultura ya que los costos son altos y el patrocinio privado sigue siendo una ilusión. La idea era montar simultáneamente 8 grupos en 8 colegios de la ciudad como una alternativa sana de esparcimiento y recreación y con ellos hacer un intercolegiado de títeres rotándolos por los mismos colegios participantes y otros colegios de la ciudad. El ganador de este intercolegiado sería premiado con la participación en el Titirifestival que organiza cada año el Manicomio. Ese año solo montaron un grupo, uno más al año siguiente y en 2007 dos grupos más.

El arte de titiritear
A los grupos les enseñan la escritura del texto con talleres de dramaturgia, la construcción de muñecos, escenografías, teatrinos y puesta en escena hasta que solos puedan elaborar un montaje de títeres. Los profesores son todos del área de teatro o títeres como Diego Casas de La Casa del Teatro, Mabel Bedoya directora del Teatro de Títeres Camaleón y Alejandra Barrada y Liliana Palacio del Manicomio de Muñecos.
Los 4 grupos que han logrado formar hasta hoy son de los colegios Gabriel Restrepo Moreno, Liceo Loreto, Colegio Jesús María de Castilla y la Institución Educativa El Rosal. El año pasado participaron en el Titirifestival el grupo Soñando Entre Telones de El Rosal y el grupo Soñando Despiertos del Jesús María. Estos 4 grupos han logrado un total de 31 nuevos titiriteros entre los 14 y 17 años.
Son los alumnos quienes deciden qué obras trabajarán o qué tipo de texto montarán basados casi siempre en obras infantiles reconocibles. “El primer año se montó Gerundio vuelve a casa para niños entre los 3 y los 7 años, el segundo año El traje nuevo del emperador para niños entre los 5 y los 12 años y en 2007 se montaron Los tres deseos para jóvenes de 10 a 15 años y La pobre viejita rica para niños de 5 a 12 años”, cuenta Liliana Palacio bastante orgullosa de los alumnos. Sobre el futuro de los grupos solo queda por decir que el plan es “seguir trabajando y montar obras nuevas para que no pierdan el entusiasmo”.

Caperucita Roja
Para los últimos días de febrero el Manicomio de Muñecos presenta la obra Caperucita Roja, una función de títeres de mano basada en el cuento clásico de una niña que visita a su abuelita cruzando el bosque. En el camino se encuentra con el malvado lobo quien con su astucia logra adelantarse y llegar primero que Caperuza a la casa de la abuela. Las próximas funciones serán los sábados 16 y 23 a las 5:00 p.m. y domingos 17 y 24 a las 11:00 a.m. y 3:00 p.m.