Amparo la incansable

Amparo la incansable
La reconocida líder comunitaria terminará su gestión en la JAL este año, pero afirma que su labor no tiene fin y que seguirá trabajando para que las condiciones de vida mejoren en El Poblado


Amparo Gaviria

Ir caminando y charlando con Amparo Gaviria por las calles del barrio Provenza, es una actividad sujeta a varias interrupciones de algunos residentes de ese sector, que cuando la ven le dicen: “Amparo, como no te presentaste a la JAL entonces no voté”, “Amparo qué vamos a hacer con el ruido del Parque Lleras”, “Amparo tenemos un problema en mi cuadra, te tengo que contar”, y así por el estilo.
Dicha confianza de la comunidad no se la ha ganado de un día para otro, ya ni siquiera recuerda cuántos años lleva en la Junta Administradora Local, y no en vano se ha ganado apodos como “la alcaldesa de El Poblado” y “la profe”, por su etapa como docente y gestión por darle estudio a los más necesitados.
Es Presidente de la Junta de Acción Comunal Poblado Centro, ha estado al frente de muchos procesos sociales y asegura que no se retira por amor a la comunidad. “Cuándo uno lleva el trabajo comunitario dentro de uno, es muy difícil dejarlo. Uno de mis fuertes es la educación y seguiré luchando por la cobertura de los niños menores de cinco años. En estos momentos tenemos 20 en una guardería privada gracias a los recursos del Presupuesto Participativo”, dijo.

¿Cómo ve a los nuevos ediles?
Es importante que esta gente nueva mire lo que es el verdadero trabajo comunitario, no que lo vean únicamente como trampolín político. Viene gente muy joven que veo con mucho entusiasmo y muchas ganas de trabajar, espero que tengan tiempo porque solo con ganas no es suficiente. Espero poderles ayudar en la medida de mis posibilidades.

¿Qué le dejó el paso por la JAL?
Una gratitud muy grande por las personas. Nunca me imaginé tanto apoyo, es la mayor satisfacción. Lo otro más grato es la educación, gracias a todos los líderes la escuela Santa Catalina de Siena se convirtió en una realidad; era un sueño y me decían que era imposible. Yo siempre insistí. Cuando el Alcalde dijo que yo destapara la placa, fue un momento muy especial.

¿Qué piensa de esta Administración Municipal?
Con las últimas administraciones he tenido mucha afinidad. Para mi mejoró 100% la comunicación con los funcionarios. Nosotros, que somos nueve juntas de acción comunal, no tenemos que buscar ningún concejal sino que tocamos la puerta directamente en la Secretaría, y vienen acá y hablan con nosotros. Eso antes era más difícil. Ha mejorado la educación y en seguridad hay avances, pero sigue faltando.

¿Y el exceso de ruido en la Zona Rosa?
Yo destaco que siempre hemos tenido un diálogo respetuoso entre comerciantes y residentes. Nosotros con mesas de trabajo íbamos bien, cuando el ruido era exagerado ahí sí llamábamos a la Secretaría de Gobierno, pero las mesas no siguieron y dieron tantas licencias que ya lo que vemos es una zona mixta sin control, se salió de las manos. No son todos, siempre lo hemos dicho; son negocios ubicados más en la periferia del Parque Lleras los que enloquecen. Hay falta de control y la inspección debería publicar sus resultados de multas y cierres.

¿Cómo enfocará su trabajo de ahora en adelante?
En la parte educativa, estoy esperando una reunión con la asociación de padres de familia de la escuela Santa Catalina de Siena porque tienen proyecto de independizarse del INEM, ahí la JAL tendrá un papel importante pero los padres siguen la figura mía y ahí estaré con ellos. Quiero que vean lo bueno y lo malo de separarse del INEM. También lo de valorización, estoy en la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores, uno de los nuevos ediles me debe reemplazar, pero voy a estar pendiente, así como con la seguridad. A mí me ha ido bien porque yo voy a la comunidad, voy a los barrios, me siento y escucho la persona. Por eso no puedo abandonar a la comunidad, mi trabajó continuará.


 La JAL en empalme
Luego de conocer los siete ediles electos que ingresan a la Junta Administradora Local a partir del 1 de enero, la JAL actual se ha reunido con algunos de ellos un par de veces para lograr puntos comunes y saber más sobre el funcionamiento de esta corporación.

Santiago Quintero, edil actual, afirmó que “les hemos hecho recomendaciones prácticas de cómo funciona El Poblado, fortalecer procesos que traemos como el Plan de Desarrollo, apostarle a la centralidad zonal en Provenza y los parques Lleras y El Poblado en los que hay problemas de convivencia, cumplir con un papel importante en la valorización porque vienen más obras y participar en la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial”.
El edil electo Gabriel Aramburo, destacó que “a los nuevos nos han hecho sentir cómodos, Santiago nos ha dado la información de temas como la mesa ambiental y Corpoblado entre otros. Es muy importante que el equipo de gestión del Plan de Desarrollo se conserve durante el otro año”.