Algo va de un restaurante a una hostería (2a parte)

Algo va de un restaurante a una hostería (2a parte)
Sigo mi repaso sobre algunos de los términos utlizados para denominar a los sitios en donde se venden alimentos procesados y listos para ser consumidos. (Para leer la primera parte visite www.vivirenelpoblado.com).

Pizzería: La pizza proviene de los panes planos que hacían en el Mediterráneo desde hace varios milenios, cocidos en hornos que quemaban madera, utilizando para la fabricación de estos panes levadura, harina, aceite de olivas, hierbas o quesos. A finales del siglo 18 la pizza como la conocemos hoy se consumía en Italia en Nápoles y alrededores. La “Antica Pizzería Port’Alba de esta ciudad es probablemente la pizzería existente más antigua; las empezó a vender en 1738 y se amplió a un restaurante con mesas y sillas en 1830 (Vía Port’Alba 18, Nápoles – Teléfono 081-553-9426). Los puristas consideran que las pizzas verdaderas son aquellas que tienen como base una masa de pan hecha a mano, de no más de 1/3 de centímetro de espesor en su centro, un diámetro de unos 35 centímetros y que tiene esparcidos sobre esta masa tomates, orégano, ajo, aceite de oliva extra virgen y hojas de albahaca, y que es cocinada por pocos minutos en un horno de leña muy caliente, hasta que quede crocante. Las pizzas gruesas de hoy y con diferentes tipos de coberturas y quesos derretidos fueron introducidas años más tarde en otras regiones de Italia, Estados Unidos, Argentina y otros países con importante ascendencia italiana.
Churrería: Los churros son una comida típica de España, están hechos con una masa compuesta por harina, aceite, azúcar y sal. Esta masa se pasa por una máquina y sale convertida en tiras cilíndricas de un dedo de espesor, a continuación se fríen en aceite caliente y generalmente se rebosan con azúcar. Es común rellenarlos con chocolate o arequipe (dulce de leche). Las Churrerías son los sitios donde fabrican y venden churros. Desayunar con churros en Madrid es una costumbre que se remonta a principios del siglo 19. La costumbre actual de acompañarlos con una taza de chocolate caliente se inició a fines de ese siglo o principios del 20. La churrería más famosa de Madrid se llama la Chocolatería San Ginés, cerca de la Iglesia de San Ginés (Pasadizo de San Ginés 11 – Teléfono 91 365 65 46).
Parrilla: Con este nombre se denominan en Argentina, Uruguay y otros países de habla hispana a aquellos sitios que venden carnes hechas con el calor que despiden las brasas blancas de maderas duras. Una parrillada completa incluye chorizo, morcilla, chinchulines, hígado, riñones, mollejas, asado de tira, vacío, colita de cuadril y eventualmente lomito. La parrilla de moda en Buenos Aires es La Cabrera (Cabrera 5099, en la esquina de Cabrera y Thames – Teléfono 4831 -7002). En Montevideo las mejores parrillas están localizadas en el Mercado del Puerto en la Ciudad Vieja.
Paladar: Nombre coloquial usado en Cuba para un restaurante casero, en el que una familia atiende a sus clientes con platos tradicionales de la cocina cubana.
Cafetería: Un sitio en el que se vende café y otras bebidas, a veces pueden vender también aperitivos y comidas, compartiendo características de bar y restaurante. En algunos países el café es utilizado como sitio para conversar, discutir y pasar el tiempo tal como sucede en ciudades como París, Viena y Buenos Aires. En Italia el café es un sitio para tomarse un café rápidamente en la barra; el café más famoso de Roma es el Sant Eustachio fundado en 1938 (Piazza Sant’Eustachio n. 32 – Teléfono 39 06.68802048).
Confitería: Así se conocen en Argentina a sitios dedicados a la venta de café, licores, platos a la minuta y ahora, en tiempos de gran afluencia turística, espectáculos de tango en vivo. La confitería emblemática de Buenos Aires es Las Violetas que inició operaciones en 1884, su interior está magníficamente decorado con muebles de principios del siglo 20, cuenta con amplios ventanales e imponentes vitrales. (Avenida Rivadavia 3899 – Teléfono 4958 7387).
Pub: Su nombre proviene de la Gran Bretaña y corresponde a un sitio adonde se venden y consumen bebidas alcohólicas, acompañadas a veces de comidas sencillas y rápidas. Se caracterizan por tener horas fijas muy estrictas de apertura y cierre.
Bistró: Un bar o restaurante pequeño. Su nombre puede provenir de la palabra rusa bistro (rápido) utilizada por los cosacos rusos cuando ocuparon a París en 1815 cuando llegaban a los bares y solicitaban el servicio de una comida pronta.
Rodizio: Un tipo de restaurante brasileño o portugués donde se paga un precio fijo por una comida completa, con variedad de entradas, platos calientes y postres. En ellos los mozos sirven continuamente diferentes cortes de carnes o pescados hasta que el cliente indica que sus deseos de comer están saciados. Churrascaria es un sinónimo en estos países para lugares que ofrecen carnes con el mismo sistema.
Hostería: Originalmente en Italia un sitio de reunión que ofrecía vino y ocasionalmente alguna comida básica. Actualmente es un sitio similar a una Trattoria en cuanto a lo que ofrece al visitante. Las mejores hosterías de Italia están asociadas a la Asociación de “Slow Food”, que promueve el placer de la mesa y desarrollo del gusto a través de comida tradicional con el reencuentro de sabores perdidos. Publica anualmente la guía Osterie D’Italie que en las 912 páginas de la edición de este año trae información sobre 1.700 hosterías de ese país.
Ahora, estimado lector, por favor revise en su mente los lugares que visitó en las pasadas vacaciones y vea si los mismos cumplen con la descripción que he hecho. No he incluido esos sitios maravillosos localizados a orillas de los caminos de Colombia en los que venden arepas, quesitos, chócolos, etcétera. No conozco un nombre apropiado para bautizarlos.
Buenos Aires, enero de 2008.

buenamesa@vivirenelpoblado.com