Alejandro ve lo invisible para hacer lo imposible

Alejandro Ramírez Ramírez
Alejandro tiene una productora, Alejandría Films, en la que congrega a Prodard, sus labores audiovisuales y las terapias como coach.

Fue atleta, es director y productor de cine y también hace terapias de coaching. Creó un programa de apoyo deportivo para personas en situación de discapacidad.

Por Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

“Un día un niño tenía un desafío: montarse en una burra. Él lo intentaba e intentaba, pero no era capaz, hasta que un día lo logró, pero de lo contento que estaba no se sujetó y cayó en un hormiguero. Al quitarse las hormigas de encima, se dio cuenta de que ese era su primer desafío en la vida, y con más ímpetu se volvió a montar. Una vez se montó, estuvo dele que dele por cinco años. A los 12 años, se volvió a caer de la burra, pero esta vez no fue en un hormiguero, y la caída le generó un desprendimiento de retina. Ese niño era yo”.
***

“Quien es capaz de ver lo invisible, es capaz de hacer lo imposible”, dice Alejandro Ramírez Ramírez. Pasaron 24 años desde que se cayó por segunda vez de la burra y lejos de sentirse afectado por la pérdida de su visión, este habitante de La Visitación asumió esa condición como una oportunidad de mostrarles a los demás, en especial a quienes están en su mismo estado, que no hay barreras que frenen sus metas.

Se graduó como Administrador de empresas de la Fundación Universitaria María Cano, fue deportista activo en los lanzamientos de bala y disco en atletismo paralímpico y montó una productora audiovisual en la que trabaja con una de sus pasiones: el cine.

En 2018 se presentó y fue uno de los ganadores del concurso Capital Semilla -que apoya a emprendedores de Medellín- con su idea de negocio Prodard, mediante la cual crea programas de apoyos a deportistas de alto rendimiento y aficionados en situación de discapacidad.

“Hallé cerca de 500 deportistas que no tenían apoyo en asuntos como guías o acompañantes, mercadeo, construcción de marca y consecución de patrocinadores”, comenta Alejandro.

La idea nació de una experiencia propia: le costaba hallar personas que le donaran su tiempo para acompañarlo en competencias. Igual ocurría con deportistas en disciplinas como atletismo, natación, judo, a quienes ha sumado a su programa, y espera seguir contando más deportes.

Con el recurso que le entregó Capital Semilla consiguió dotación deportiva para sus deportistas y apoyo en capacitaciones. Su objetivo es que los integrantes de su club deportivo cuenten con mejores condiciones para cumplir sus metas.

Publicidad