Alcaldía insiste en instalarse en el Mónaco

Abrirá un nuevo proceso para cambiar el uso del edificio e instalar allí oficinas dedicadas a la seguridad como la del 123 y la Central de Inteligencia de la Policía

Por Catalina Peláez

Lo que va a pasar con el edificio Mónaco es todavía una incertidumbre. Mientras Sergio Vargas, Secretario de Seguridad de Medellín, dice que ante la Curaduría Urbana Segunda se radicará un nuevo proceso de licenciamiento que cumpla con todos los requerimientos exigidos, de manera que finalmente se otorgue la licencia que permitirá adecuar el Edificio Mónaco para trasladar allí las sedes del Sistema Integrado de Emergencia y Seguridad (el 123), la Central de Inteligencia de la Policía Metropolitana y la Secretaría de Seguridad, la comunidad se opone con un no rotundo. “No es posible pretender cambiar el uso del predio que es residencial, a un uso institucional. Hay algunas actividades que se pueden desarrollar en este sector, pero de carácter barrial. La Policía y el 123, son instituciones o entidades de carácter metropolitano.

Colmenares por su parte dice: “En ningún momento la administración ha querido atropellar a la comunidad. Yo creería que lo que hoy tienen allá, es un edificio vetusto, acabado, que genera una mala impresión”.


Cuatro ángulos del edificio Mónaco

Cabe recordar que, hace algunos días la Policía Nacional y la Administración Municipal desistieron de la primera solicitud de licencia que hicieron ante la Curaduría Segunda de Medellín, luego de comprobar, según observaciones de la curadora segunda, que el trámite no cumplía con los requisitos necesarios.

Lo que viene
Ante el hecho de que la Secretaría de Seguridad vaya a radicar en los próximos días un nuevo proceso de licenciamiento, la comunidad, representada por la bogada Hincapié dice: “Miraremos en qué términos va a ser presentada. Ahora, si vuelven y radican una licencia bajo uso institucional, la comunidad volverá a hacer ejercicio de los mecanismos de participación a través de las objeciones, oposiciones, acciones de tutela, acciones de nulidad y demás. Ellos no pueden cambiar el uso del edificio que es residencial”.


Edificio Mónaco

El parangón
Si la nueva licencia se radica para que el uso del inmueble sea institucional no será posible porque jurídicamente el uso estipulado es residencial. Pero también, si la licencia se radica bajo un uso residencial, el Municipio de Medellín, al trasladar las dependencias del 123, la Central de Inteligencia de la Policía Metropolitana y la Secretaría de Seguridad, estaría violentando lo dispuesto para el inmueble. Dentro de las objeciones presentadas por la comunidad a la Curadora Urbana Segunda, aducen a que “ni la Policía Nacional, ni la Curaduría, pueden desconocer que, sólo existe única y exclusivamente la licencia que data del año 1982, la cual fue aprobada para uso residencial, que hasta hoy sigue vigente en títulos y actos administrativos”.