Adiós al urapán

Adiós al urapán
Esta semana se despidieron los árboles que fueron sombra de incontables tertulias y noches bohemias en el Bar Niágara 5 Puertas, situado a una cuadra del Parque Lleras.

Sus grandes raíces ya estaban averiando la acera y el edificio, por lo que cerca de 18 operarios realizaron por varios días la tala del urapán.
Los urapanes llevaban en el lugar 25 años. Según Julián Estrada, propietario del bar, eran referente del sector en el Parque Lleras pero fue necesario tumbarlos. “Grandes personalidades han pasado por aquí, hay fotografías históricas de muchas reuniones. Hemos recibido más de 45 llamadas de personas muy tristes, pero tocaba bajarlos porque ya había peligro”, dijo.