Acciones por la calidad del aire

Para su instalación, los vehículos tienen que estar en buen estado mecánico y utilizar diesel que contenga máximo 50 ppm.

Por Agenda del Mar www.agendadelmar.com
De un tiempo para acá las autoridades ambientales han puesto en marcha una serie de acciones a favor de la calidad del aire en el Valle del Aburrá. Con la creación del Plan de Descontaminación se ha buscado promover el uso de tecnologías de transporte sostenibles como las motos y carros eléctricos y la utilización de filtros que reducen hasta en un 90% la cantidad de contaminantes emitidos por buses de servicio público.
Los estudios hechos para analizar el aire demostraron que la principal causa de contaminación atmosférica son las fuentes móviles: carros, motos, buses, etc. De allí que el Área Metropolitana del Valle del Aburrá haya emprendido un trabajo encaminado a disminuir las fuentes de contaminación a través de acciones puntuales.
Filtros de Aire: Estos filtros están diseñados para retener hasta un 90% de las partículas contaminantes emitidas por la combustión del diesel. Actualmente se encuentran en prueba y se espera instalar un poco más de cien filtros a diferentes buses que transitan por el Área Metropolitana.
Para su instalación, los vehículos tienen que estar en buen estado mecánico y utilizar diesel que contenga máximo 50 partículas por millón de azufre. Existe la creencia de que los filtros disminuyen la fuerza del bus o le causan problemas de funcionamiento, sin embargo sus creadores aseguran lo contrario. Los filtros usados actualmente son traídos de Chile y Brasil pero se espera que lleguen a producirse en Colombia en un futuro cercano.
Motos eléctricas: Estos vehículos, movidos con electricidad, son un modelo cero emisiones y tienen una autonomía de 70 kilómetros por cada carga; se pueden recargar en casa durante un periodo de 8 horas con un costo aproximado de 600 pesos por carga. Estas motos ya están disponibles en el mercado y sus precios no distan de las motos tradicionales.
Cifras de Aire: Respiramos cerca de seis litros de aire por minuto, cada vez que inhalamos aspiramos millones de partículas, unas se quedan en la nariz, otras llegan al sistema respiratorio y unas más pequeñas alcanzan el torrente sanguíneo.